Así están las cosas, porteños

La Defensoría del Público acaba de dar a conocer una investigación sobre los contenidos de los noticieros de los canales de televisión abierta de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este trabajo es de relevancia habida cuenta que lo producido o difundido como noticias en los canales de televisión porteños ocupan parte relevante de la pantalla  de los canales del interior del país. El relevamiento incluyó el período entre los años 2013 y 2017. El informe es extenso y minucioso y muestra con números precisos algunos supuestoso que ya se intuían aunque era necesario fijarlo: los noticieros tienen como temas dominantes policiales e inseguridad, política, deportes, internacionales y espectáculos, en ese orden.

Sin embargo, la investigación muestra algunos datos reveladores. Por caso, que hay más noticias en la TV abierta en el año 2017 que en el 2013, algo que es de por sí llamativo.

También resulta notable que la cobertura sobre temas vinculados a derechos humanos y pueblos originarios están práctimante circunscriptos a la televisión pública.

En cuanto a las fuentes en el caso de als noticias policiales, priman las privadas y las estatales, con una baja presencia de organizaciones intermedias de la sociedad civil.

Una versión resumida puede encontrarse aquí.

Anuncios

Twitter es una red donde prima el impulso de dominación y no el de consenso

Una investigación de Sascha Hölig acerca del perfil de quien postea Twitter ofrece un aporte interesante acerca de la proyección de esta red social. El trabajo titulado ¡¿Una minoría dominante como barómetro de la opinión?! (Eine meinigsstarke Minderheit als Stimmungsbarometer?!) describe cómo los tuiteros activos en Alemania son mayormente hombres, tienen un nivel educativo alto, son consumidores de noticias y tinen un alto interés por la política. Como estudios previos han demostrado la influencia que la red Twitter tiene sobre periodistas, medios, polítios y figuras públicas en general, este trabajo avanzó sobre cómo era el perfil del usuario a través de los mensajes existentes en la red. El resultado es que el nivel de narcisismo, individualismo, arrogancia, actitud dominante y de manipulación están por sobre la existente en Internet. Por tanto, la red que tiene un impacto destacado sobre lo público tiene características que lejos de favorecer el debate y el intercambio de ideas se funda en supuestos de dominación e imposición.

Quien tuitea en Alemania es mayormente hombre y de alto nivel educativo

Posee un alto interés en acceder a noticias así como en la política

Quienes tuitean son más extrovertidos y con tendencia a mostrarse que el usuario común de Internet

Tienen mayor predisposición a atributos narcisistas

Finalmente, tienen más marcada una actitud de domimancia y liderazgo

Las redes sociales como sistema planetario

El mundo de las redes sociales o social media es clave hoy para comrender la comunicación social. El sitio Visualcapitalist ha ampliado la visión de mundo (o de campo si se utiliza el término de Pierre Bourdieu) al de universo para traducir gráficamente la dimensión que tienen hoy estas redes a la metáfora de un sistema solar. El resultado es muy bueno. Por unlado, por la claridad de la visualización de lo que se pretende representar; por tor, porque incluye redes sociales de China, algo que no suele asomar en Occidente en el debate acerca del impacto de las redes sociales. La perspectiva planetaria por empresas nos ofrece el siguiente cuadro

Facebook es lejos la red social y la empresa dominante en este sistema planetario. Facebook per sé se encuntra en el primer lugar. Además, la empresa que es propiedad de Mark Zuckerberg controla Whatsapp (tercer puesto), Messenger (cuarto) e Instagram (sexto).  Si aplicáramos la ley gravitatoria de Isaac Newton a este sistema planetario, la masa y la poca distancia de estos planetas (en manos de Zuckerberg) genera un campo de gravedad que arrastra a otros planetas más pequeños. Desde otra perspectiva, si tomamos el origen nacional de las redes, estamos frente a un mundo crecientemente bipolar dominado por Estados Unidos y China. Estaríamos frente a un escenario que tiene algunas similitudes con la Guerra Fría, pero limitado al ámbito de las redes sociales. Esto nos muestra que las redes sociales son lo suficiente grandes y están a una distancia apreciable, por lo que permiten mantenerse en relativa situación de equilibrio.

Los datos sobre el número de usuarios de las veinte redes sociales más importantes nos ofrece el siguiente ránking.

 

La polarización política en Facebook afecta también a Brasil

Este año hay elecciones presidenciales en Brasil y los escenarios acerca de cómo serán están caracterizados por un alto grado de incertidumbre. El dato central es sí finalmente estará habilitado por la justicia para postularse el candidato del Partido Trabalhista (PT), Luiz Inacio Da Silva (“Lula”), quien se ubicó al frente de los sondeos al momento de lanzarse la campaña presidencial. En este contexto, Pablo Ortellado y Márcio Moretto Ribeiro realizaron un trabajo acerca de las preferencias políticas en redes sociales. Tomaron soporte para la investigación a Facebook ya que el 52% de la población urbana del país la considera como la vía preferencial de acceso a noticias. Un trabajo desarrollado por los investigadores en el año 2013 les permitió definir seis comunidades de usuarios en función de las páginas visitadas: a) partidos y políticos conservadores; b) partidos y políticos de izquierdas; c) grupos duros contra el crimen (“mano dura”); d) grupos anti corrupción; e) movimientos progresistas; y f) grupos en favor del medio ambiente y derechos humanos. El resultado del cuadro evidenció una fuerte polarización entre derecha e izquierda, en el plano de los grupos políticos organizados, pero no tanto en el campo de la sociedad civil.

Esta cercanía en el plano de la sociedad civil se mantenía en el año 2014.

Sin embargo, en marzo de 2016 los datos obtenidos muestran que la polarización eistente en el campo político se expandió hacia el campo de la sociedad civil. Esto es, la polarización política absorbió aquellos intereses y demandas que no estaban atados a la disputa político-partidaria.

 

Los autores tienen ahora como objetivo avanzar en trabajos similares sobre Estados Unidos y la Argentina para considerar estos casos como grupos de control.

La existencia de diarios locales mejora las finanzas públicas de las ciudades

Un muy interesante paper académico publicado por Pengjie Gao, Chang Lee y Dermot Murphy nos mustran una faceta no considerada hasta el momento sobre el impacto del cierre de diarios en papel locales. En el trabajo titulado Financing Dies in Darkness? The Impact of Newspaper Closures on Public Finance, los autores muestran que el cierre de diarios locales encarece las finanzas y el costo de los bonos municipales. Para ello tomaron condados de Estados Unidos donde se produjo el cierre de diarios en papel y otros donde esto no ocurrió. El resultado obtenido es que en aquellos condados que se vieron afectados por un cierre pronunciado de diarios en papel aumentó el costo de endeudamiento vía bonos locales. Esto es, el financiamiento municipal se vio afectado por no tener un alguien que controle su accionar en el plano de las finanzas públicas. En este sentido, los diarios no funcionarían únicamente desde la visión clásica del watchdog o perro guardián cuyos controles sobre la cosa pública mejorarían las condiciones de ciudadanía y así contribuirían a ejercer accountability sobre los gobernantes. No serían simplemente un factor que contribuye a la consolidación de una poliarquía – o democracia consolidada actual – como sostiene Robert Dahl. Según este paper, además de esto, los diarios locales también funcionarían como un evaluador de riesgo, al menos de modo indirecto. Al existir un medio local que vigila el desempeño de las autoridades municipales, supondría que este monitoreo también afecta al control en la gestión de las finanzas públicas. Ergo, una autoridad local que está sometido a la mirada de un diario local debe ser más cauteloso con las finanzas locales y de esta manera es más eficiente y eficaz en el gasto. Los autores sostienen que los portales en Internet no tienen el mismo impacto sobre el control de la cosa pública que los diarios. Se abre un nuevo cariz acerca del rol de los diarios sobre papel y su declive que, de modo fractal, se proyecta de las gestiones municipales hacia las provinciales/estaduales e incluso las nacionales.

Diarios cerrados, comprados o transformados en semanarios en Estados unidos entre el 2004 y el 2016

Estado de los medios en Estados Unidos en 2018

El Pew Research Center ha publicado una nueva edición de su informe anual sobre la situación de los medios en Estados Unidos denominado “State of the News Media“. Pasaremos a detallar algunos tópicos que puedan relacionarse con la Argentina. En el caso de los canales de cable se registra un crecimiento de las señales informativas tanto en ingresos como en empleos en la redacción.

En cuanto a la televisión abierta, la audiencia de los noticieros nocturnos sigue en caída.

La inversión publicitaria en los noticieros nocturnos entró en una meseta.

En cuanto a la radio. sigue incrementándose las audiencia que escuchan emisoras en soporte online.

El empleo en las redacciones de las radios muestra una tendencia hacia la baja.

En cuanto a los diarios sobre papel, la circulación sigue cayendo en picada.

La caída de la publicidad en los diarios sobre papel contrasta con el aumento en la publicidad de diarios online.

El número de empleados en las redacciones de los diarios también está en un declive sostenido.

En cuanto a la publicidad en soporte digital, la tendencia es clara en invertir en dispositivos móviles frente a aquellos de escritorio.

 

La publicidad en dispositivos móviles está básicamente controlada por Facebook.

Los empleos en las redacciones de mediosdigitales siguen en alza.

Finalmente, las audiencias de los medios públicos están en alza.

Nueve actitudes para volver atractivos los medios

Dos periodistas daneses, Per Westergaard y Soren Schultz Jorgensen, realizaron una investigación en 54 redacciones de nueve países europeos y en los Estados Unidos destinada a conocer y descubrir qué hacer ante la crisis de los medios y del periodismo. Los resultados de su trabajo fueron publicados en el libro “The Journalistic Connection”. Los autores rescataron 9 instrumentos o vías para que los contenidos periodísticos vuevan a ser amigables para su públicos. Estos son:

1. Correrse de la neutralidad hacia la identidad. El principio de no involucrarse en valores, piedra basal de la escuela de periodismo norteamericano de posguerra que hace a la profesionalidad del perodista, ha perdido terreno. Este lugar está siendo ocupado por medios que refuerzan su principio de identidad de diversos ángulos. Lo que acontece se describe desde aquí, desde una posición de identificación.

2. Del multitarget al nicho. Los medios progresivamente dejan de ser medios multitarget propios de una sociedad industrial y de un público amplio propio de la vigencia plena del Estado de Bienestar para optar por ser medios de nicho. Un público muy definido es el objetivo.

3. Del rebaño al club. Los medios tienden  a afirmar comunidades precisas en vez de definirse en términos amplios como “medios” o “diarios”. Las asociaciones entre distintos medios parten de definir bien los criterios a partir de los cuales poder implementar actividades fundadas en la sinergia.

4. De la tinta al sudor. Los medios dejan la redacción fría para organizar eventos, seminaruos, fiestas, conciertos, ferias. De esa manera fidelizan públicos definidos y construyen identidades afines.

5. De hablar a escuchar. Los medios ha girado a escuchar a sus públicos y valorar las demandas ciudadanas hacia los medios. mayor transparencia, mayor control ciudadano son vaorados por los medios y actúan en consecuencia. Cada vez  más los medios habilitan espacios para que los ciudadanos accedan a manifestarse. Secciones son definidas a partir de demandas ciudadanas.

6. De la distancia a la cooperación. Los medios cada vez son más permeables a abrir sus redacciones para que sus públicos participen del proceso de selección y producción de noticias. Cada vez más se trabaja junto a ONGs o instituciones con proyección pública.

7. De plataformas propias a ajenas. Cada vez más hay más vinculación y asociación con redes sociales.

8. Del problema a la solución. Los medios tienden a abandonar su rol de señalar situaciones a modificar para ser parte de la solución.

9. De observadores a activistas. Consiste con el punto anterior, los medios ya no se proponen mirar la situación “desde arriba” para pasar a involucrarse en las cuestiones políticas, económicas, sociales, culturales.

Soren Schultz Jorgensen y Per Westergaard