Archivo de la categoría: Televisión Satelital

El SINCA nos brinda un panorama de los medios argentinos

El Sistema de Información Cultural de la Argentina (SINCA) acaba de hacer público el reporte sobre consumos culturales en la Argentina relativo al año 2016. Los datos son por sector. A simple vista, y esto es un mal propio de la Argentina que excede largamente el campo cultural, un gran limitante del informe es la dificultad de conseguir datos completos sobre una actividad, cosa que permitiría tener estadísticas precisas de acceso público. Por caso, las estadísticas referidas a la circulación de diarios está fundada en el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), que lamentablemente no cubre a todos los diarios editados en el país. Haciendo esta salvedad, sí se puede aformar que los datos del SINCA sí son una buena aproximación aa los consumos de los diversos sectores del campo de la cultura y en particular de los medios de comunicación. En el caso de los diarios, el reporte nos confirma la caída de la circulación de los diarios. Esa fue de un 11,4% de 2015 a 2106. El siguiente cuadro nos muestra la tendencia declinante que comienza a partir del año 1987, con algunos crecimientos circunstanciales.

El próximo cuadro muestra la relevancia que tienen los cuatro primeros diarios de mayor circulación en el total de los diarios argentinos. Esta figura muestra claramente que el período de esplendor del diario Clarín fue en la década de 1990. El cuadro se remite a títulos de diarios y no considera a grupos de medios. Esto es, no muestra la participación en el mercado de diarios de una empresa que pudiera tener varios títulos. El cuadro es el siguiente.

Las revistas no han sufrido una caída como la de los diarios, aunque sí han registrado recientemente una fuerte caída en la cantidad de títulos editados.

Las conexiones residenciales a Internet están en continuo ascenso, con un marcado predominio del acceso vía dispositivos móviles a partir del año 2012.

Finalmente, el acceso a televisión paga, tanto cable como satelital, está en una meseta levemente inclinada hacia el alza.

Estudio clave sobre consumo de medios en Rosario

La Maestría en Comunicación Digital Interactiva de la Universidad Nacional de Rosario y el Centro de Mediciones sobre Opinión Pública (CEMOP) acaban de publicar un informe preliminar sobre el consumo de medios en la ciudad de Rosario, la tercera de mayor población en la Argentina. El estudio de abordaje cuantitativo liderado por Fernando Irigaray y Julián Crucella aporta muchos datos muy valiosos, de los cuales vamos a destacar sólamente algunos de ellos. Casi el 80% de la población rosarina tiene acceso a una PC, notebook o netbook.

El 87.5% de la población tiene acceso a Internet vía celular.

Casi el 81% de la población tiene acceso a Internet en su domicilio.

Los usuarios se conectan a Internet centralmente vía un smartphone.

Los públicos admiten un consumo apreciable de un dispositivo en simultáneo con la televisión. Por caso, chatean vía Whatsapp de aquello que ven en la televisión.

Casi toda la población de la ciudad consume televisión, mayormente por cable.

El servicio de un OTT como Netflix tiene una apreciable presencia dentro de los consumos rosarinos, considerable dado los pocos años que el servicio es ofrecido en la ciudad.

Sólo un poco más del 70% de los rosarinos escucha radio.

Los datos sobre los diarios son particularmente interesantes. El 57% de la población no lee en diarios sobre papel.

Aproxmadamente uno de cada cuatro rosarinos compra diario sobre papel en sus casas.

En cuanto a la lectura de diarios digitales, los datos son mejores. un poco más de la mitad de los rosarinos tiene el hábito ingresar a los mismos.

Finalmente, el 77 % de los rosarinos usa redes sociales. Por lejos, Facebook es la más popular.

El estudio es realmente esclarecedor sobre los consumos de medios en una ciudad representativa de la Argentina. Este tipo de investigaciones constituye un aporte muy valioso para el estudio de los medios de comunicación y la sociedad argentina.

Amazon Prime quiere romper el mercado de la TV paga

Amazon Prime, el servicio de contenidos pagos por Internet de la empresa de Jeff Bezos, está cerca de superar la cantidad de suscriptores de televisión paga en los Estados Unidos. Esto es, puede superar la cantidad de abonados de cable más servicios satelitales. El crecimiento del servicio de la empresa de Bezos, quien es también dueño del Washington Post, se basó en una campaña agresiva de descuentos sobre la población norteamericana de bajos ingresos que recibe algún tipo de ayuda social estatal. Esta política es parte de una estrategia de sinergia de vincular consumos de despachos tradicionales de Amazon, más el ingreso en el mercado de venta a domicilio de verduras a partir de la compra de la cadena  Whole Foods. El objetivo es que las ventas se realicen a partir de los contenidos que ofrece Amazon Prime. Evidentemente, los nuevos negocios de servicios de contenidos online están destruyendo rápidamente las fronteras preexistentes.

El crecimiento del servicio de Amazon Prime es exponencial

Murdoch quiere controlar Sky en una jugada dudosa

El magnate de medios Rupert Murdoch ha lanzado una propuesta para que su empresa Fox pase a controlar definitivamente el servicio de televisión paga Sky. Con este movimiento, Murdoch conformaría el mayor conglomerado de medios de Gran Bretaña. El sindicato de periodistas del país, National Union of Journalists, ha advertido que aprobar esta compra afectaría al sistema democrático británico. Al mismo tiempo se pone en duda sobre la movida de Murdoch. En este sentido, Murdoch pasaría a controlar una empresa que está en caída, ya que el negocio de la televisión se ha corrido hacia servicios de streaming como Netflix o Amazon. Por lo tanto, este avance supondría tener que sortear hoy la aprobación de autoridades regulatorias para un negocio que a futuro podría estar lejos de ser redituable. Murdoch preciera que sigue martillando sobre un negocio conocido, pero con menor margen de futuro.

murdoch-fox-sky-2016

La transmisión del fútbol británico, emblema de Sky, está en caída por la competencia del streaming

Facebook analiza ofrecer contenidos televisivos

No es novedad que Facebook ya es un editor de noticias. Su facilitación de acceso a contenidos periodísticos ya dejó de ser una promesa para ser una realidad. Una de las funciones que permite esta experiencia es Instant Articles. Ahora, Facebook considera ampliar esta función para ofrecer contenidos audiovisuales. El horizonte es competir con jugadores como Netflix para ofrecer contenidos televisivos online. En este sentido, Facebook aprovecha el desarrollo de Facebook Live para lanzarse a nuevos desarrollos en formato de videos. La nueva función permitirá avanzar sobre la promesa de Facebook de ofrecer contenidos diversos, fragmentados, sin intermediarios y con un acceso disponible las veinticuatro horas por un público multitasking. Si ya Facebook está recortando a pasos agigantados la autonomía – y supervivencia –  de los sitios periodísticos online con formato inercial en el papel, ahora se propone avanzar sobre la televisión abierta y la televisión paga –  por cable y satelital – para convertirse en la gran plataforma integral de oferta de contenidos. En este sentido, vuelve a asomar el dilema para los medios tradicionales si esto supondrá al menos susupervivencia. Pelearse contra Facebook es ya una estrategia que quedó en el pasado. La opción de “una aldea poblada por irreductibles galos que resiste todavía al invasor” parece haber quedado para los cómics, no para los medios “tradicionales”. En todo caso, la resistencia deberá contar con el auxilio de otro tipo de actores como los estados nacionales. Angela Merkel ha dejado traslucir ante los medios alemanes en el mayor congreso de medios de Europa (Medientage) que podría llegar a ser un potencial Arminius (Herrmann) añorado por los medios.

facebook-instant-article-broadcasting

Facebook avanza aún más en ser la plataforma existencial multicontenido

Un nuevo gigante de las comunicaciones viene asomando

Un nuevo gigante está naciendo en el campo de las telecomunicaciones y de la generación de contenidos. Una vez más. En este caso se trata de la fusión de AT&T y Time Warner, en una operación calculada en cerca de 85.000 millones de dólares. Si bien el horizonte que asoma es de un nuevo proceso de concentración, las dudas también asoman en cómo será la conformación del nuevo mega grupo de comunicaciones. AT&T obtuvo 132.000 millones de dólares de ganancia en el año 2014 (en el año 2015 ocupó el puesto 23 en la listade empresas a nivel global), mientras que Time Warner tuvo 28.000 millones de dólares en 2015 (27.000 en 2014). No necesariamente se da el círculo virtuoso de quienes favorecen este tipo de sinergias ansiadas (1 + 1 =3). Una experiencia concreta la atravesó la propia Time Warner cuando en el año 2000 concretó la fusión con AOL, la más grande hasta ese momento en el panorama empresario de los Estados Unidos.  El resultado fue lejos de los previsto, tan es así que ahora la empresa se embarca en una nueva megafusión. La coexistencia de culturas organizacionales diversas en megacoporciones no es algo sencillo de gestionar. AT&T también ha buscado tener una posición dominante en el campo de las telecomunicaciones desde hace al menos dos décadas. Las motivaciones hacia esta nueva fusión es clara y viene de las “empresas de garage” como Google o Facebook: en juego está la distribución de contenidos, el index de gestión de los contenidos y la captación de ingresos publicitarios (Google está primero en el año 2015 a nivel global con casi 60.000 millones de dólares, mientras que Facebook está en el quinto lugar con cerca de 11.000). Tanto Google como Facebook pretenden independizarse de los ductos de las telcos. Y tarde o temprano es altamente probable que comenzarán a producir contenidos de alguna forma – quizás aún no imaginada hasta el momento – y no sólamente a editarlos. Este tipo de acciones como la fusión considerada ejercen presión sobre las autoridades regulatorias de los Estados Unidos. Es probable que la nueva empresa tenga que desprenderse de activos por afectar prácticas competitivas. O bien, esta nueva empresa generará cambios sobre patrones de propiedad cruzada, neutralidad de la red y libertad de expresión. Hay un dato no menor cual es que esta fusión es reactiva frente al nuevo escenario empresarial en los Estados Unidos cuyo sector más dinámico está asociado a la nueva generación de empresas comunicacionales. En otras palabras, hay indicadores  de recambio en el establishment empresario del país, algo por cierto no menor. Las consecuencias afectarán las comunicaciones a nivel global y en particular a América Latina, ya que Estados Unidos es una de las fuentes de referencia tanto para los actores corporativos como para los marcos normativos que intenten regular procesos de convergencia inevitables.

att-time-warner-merger-2016

Las “afinidades electivas” de AT&T y Time Warner según el Wall Street Journal.

El mercado único digital europeo tensa relaciones entre actores

Europa va en camino de conformar un mercado único digital de las comunicaciones producto de la convergencia tecnológica. El pasado 14 de septiembre salieron a la luz la documentos de la Unión Europea sobre la cuestión. Estos apuntan, por un lado, a fortalecer la conectividad a internet; por otro, pretende avanzar en reglas de copyright sobre los contenidos. En el primer plano, se pretende avanzar en la conectividad de banda ancha, hacer más eficiente el uso del espectro radioeléctrico – no habrá ya un espectro nacional, sino uno comunitario – , así como promover ya la tecnología de 5G con Wifi gratuito para fomentar el uso de dispositivos móviles. Europa confía en esta mejora tecnológica para incrementar la productividad de la economía. La segunda cuestión es la que presenta más conflicto entre actores. Allí están diferenciados los productores de contenidos (los que hasta ahora seguimos llamando medios de comunicación), las telefónicas, y por último, los gigates tecnológicos que permiten el filtrado y actúan como gatekeeper de aquello que circula en la red, empresas como Facebook o Google. En el caso europeo, las disputas se orientan ya a un conflicto entre empresas europeas (medios y telcos), por un lado, y las estadounidenses (“tecnológicas”), por otro. La disputa aquí pasa por quién “monetiza” en el proceso de distribución y acceso a los contenidos. Un pequeño ejemplo personal al momento de la redacción de este post. Al querer acceder a una nota de The Economist sobre el tema, el sitio nos impidió hacerlo ya que llegamos al límite semanal de artículos gratuitos. Al poner el título del artículo vía Google, pudimos acceder al mismo sin pagar.  Se vienen las controversias al seno de la Unión Europea, donde las tensiones entre los diferentes planos de la industria pondrán sobre el tapete la capacidad de presión de los diversos grupos de interés.

europa-lobby-medios-telcos-tecnologicas

La inversión en lobby en Europa muestra el poder de los diversos actores de la comunicación