Archivo de la categoría: Universidad

Riguroso panorama del periodismo argentino

Adriana Amado ha publicado un muy buen paisaje del periodismo argentino en el sitio ConverCom. El informe que lleva por título “Sin noticias del periodismo argentino en el contexto de la convergencia digital” devela el grado de crisis que sufren el periodismo y los medios argentinos. Para ello utiliza resultados de la investigación global de la cual fue parte (Worlds of Journalism) así como datos duros de otras fuentes. Del informe destacamos algunos emergentes que debieran tomarse en consideración. Entre ellos, que no hay datos fehacientes sobre la cantidad de periodistas que hay en el país, así como dónde y cómo trabajan – hay un tema aquí es la delimitación de la profesión de “periodista” en un mundo borroso y en un país en el cual no hay colegiación de los mismos -; los periodistas que trabajan en medios comunitarios o universitarios son quienes peores condiciones de trabajo tienen; en términos relativos hay una destacada presencia de mujeres que se definen como periodistas, tanto en su número como en equidad de condiciones frente a los hombres – mejor que la planta regular estatal -; hay un número apreciable de periodistas que trabajan en medios estatales vía convenios con universidades, lo cual plantea dudas sobre las condiciones en las cuales se encuentran legalmente y quién es el empleador; y, la caída en puestos de trabajo en el área de edición e impresión comienza en el 2009, no es un fenómeno del último año. El trabajo finaliza con conclusiones firmes y que cuestiona tanto ciertos supuestos existentes como el abordaje que se hace sobre periodistas y medios (está bueno recalcar que es reiterada – y acertadamente – la separación de unos y otros a lo largo del trabajo): “el periodismo fue una de las primeras profesiones en integrar prácticas de la nueva economía pero lejos de ofrecerse marcos legales para los nuevos contextos muchos vieron los cambios como una amenaza y se abroquelaron a conquistas de un mundo que ya no es, tratando de mantener funciones que ya no existen o enseñando sistemas de medios que no volverán“. El artículo también sugiere que los propios periodistas debieran conocer más del propio contexto en el cual actúan y cómo es su entorno, observación que es atinente en una profesión cuya actividad básica es la de formular preguntas.

Derrotero de la ocupación en el periodismo argentino en el contexto del país

Anuncios

A nivel global, los públicos reclaman medios no politizados

El Pew Research Center ha publicado una nueva investigación basada en encuestas sobre la relación entre públicos y medios. En este sentido, el trabajo coordinado y dirigido por Amy Mitchell, Katie Simmons, Katerina Eva Matsa y Laura Silver nos aporta datos de base cuantitativa que permiten aproximarse a un abordaje comparativo. El trabajo es de alcance global e incluye la Argentina. En un contexto donde la “posverdad”, las “fake news” y los periodismos “comprometidos” y “militantes/partisan” están bajo discusión, esta investigación nos sugiere algunas afirmaciones de relevancia. En primer lugar, los públicos siguen reclamando periodistas y medios que no favorezcan posturas partidistas desde el punto de vista político. Sólo el 20% a nivel global acepta la partidización de periodistas y medios. Y son críticos respecto a esta actitud por parte de quines hacen periodismo.

En a Argentina, sólo el 37% de quienes cosnumen medios consideran que medios y periodistas trabajan bien y alejados de influencia partidista. De los países relevados en América Latina, sólo Chile está por debajo.

Aimismo, de lospaíses relevados en América Latina, Brasil y la Argentina están a la cabeza en buscar Internet para informarse.

Por otra parte, América Latina pareceira ser la región más “aislada” ya que se informa básicamente de temas locales y no sobre cuestiones internacionales. Es interesante las consecuencias políticas y culturales que surgen de estos datos.

Luego, Chile y la Argentina encabezan en la región el pelotón de países cuyos públicos consideran que los medios y los periodistas no deben orientarse políticamente al  hacer periodismo.

No es de extrañar que en ambos países al mismo tiempo se considere que los medios y los periodistas tengan la menor acepatción en cuanto a considerar que realizan bien su trabajo.

En cuanto a cómo actúan las empresas de medios, el público más crítico de la región es el de Colombia, seguido por Chile y Argentina.

Estos datos son similares en cuanto a la opinión de un equlibrio en cuanto a ofrecer perspectivas políticas por parte de las empresas de medios: Chile, la Argentina y Colombia son los caso más negativos.

En al Argentina, quienes aoyan al gobierno en general están satisfechos con la acción de las empresas de medios., aqune queesta satisfacción es moderada frente a quienes no lo apoyan. Hay que señalar que el trabajo de campo se realizó en el 2017.

A grandes rasgos, hay una fuerte correlación a nivel global entre apoyo al gobierno y confianza en los medios. Esto debe tomarse con reservas, ya que el carácter de los sistemas políticos es muy dispar a nivel global así como la propiedad y organización de los diferentes sistemas de medios.

El informe completo puede ser consultado clickeando aquí.

Sin cambios en el mercado de medios de América Latina

Un nuevo libro publicado por Martín Becerra y Guillermo Mastrini titulado “La concentración infocomunicacional en América Latina (2000-2015)” actualiza una valiosa línea de trabajo emprendida por los autores hace más de una década para diseñar y actualizar un mapa del estado de la industria comunicacional en la región. Los resultados siguen mostrando los mismos lineamientos de la existencia de mercados mediáticos oligopólicos en los países del área. La convergencia tecnológica, la “caída” de medios producto del serio problema de financiamiento a raíz de la succión de los ingresos por parte de los gigantes de Internet, y el fracaso de políticas regulatorias son algunos elementos que ayudan a la consolidación del estado de situación presente. El trabajo se focaliza en los casos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México.

La caída de la circulación de la prensa gráfica no ha llevado a una reducción significativa de actores, señal que es considerado por los actores como un campo que ya no merece una incursión en el mismo. No es lo que sucede con los así llamados  medios audiovisuales y la telefonía fija y móvil o el acceso a Internet. Si se toman los dos principales operadores por sector, el trabajo muestra los siguientes resultados:

Diseccionado por áreas, la presencia de los cuatro principales operadores en televisión abierta, paga (cable y satelital), radio, diarios en papel, telefonía fija y móvil, y acceso a banda ancha de internet, nos ofrece este panorama.

En el Twitter británico, los medios tradicionales siguen teniendo peso

Un nuevo estudio del Reuters Institute de la Universidad de Oxford exhibe que los medios tradicionales tienen más influencia en Twitter que aquellos de medios de origen digital. El estudio titulado “Digital-Born and Legacy News Media on Twitter during the UK General Election” señala que durante la campaña electoral del corriente año en Gran Bretaña los tuiteos con contenido demedios tradicionales alcanzaron a mayor cantidad de participantes de la red social.

Dentro deltotal de tuits, aquellos con contenidos televisivos superaron ampliamente a aquellos fundados en diarios o contenidos de medios digitales.

Seccionado por cantidad de tuits y el alcance vía retuits, la investigación ofrece los siguientes datos.

Como se puede obseervar, los medios tradicionales siguen teniendo peso, incluso en redes sociales como Twitter.

Balance del uso de redes sociales en las elecciones chilenas

Las elecciones presidenciales en Chile realizadas el pasado 19 de noviembre intensificaron el uso de las redes sociales por parte de los candidatos. El candidato del derechista Chile Vamos, Sebastián Piñera, quien ganó la elección con el 36,64% de los votos, estuvo a la cabeza en cuanto a seguidores en Facebook, con 426 mil seguidores. Segundo, el candidato de centro-izquierda Marco Enríquez-Ominami, con 442 mil; luego, la candidata del izquierdista Frente Amplio, Beatriz Sánchez con 114 mil y recién en cuarto lugar con casi 80 mil seguidores el oficialista de Nueva Mayoría Alejandro Guillier, quien logró el pase a la segunda vuelta ya que se ubicó  detrás de Piñera con el 22,70% de los votos. Lo novedoso de esta campaña fue el uso de Facebook Live, lo cual permitió difundir la actividad de los candidatos por fuera de los medios traidicionales. En cuanto a Twitter, según un informe del Observatorio Política y Redes Sociales de la Universidad Central, Piñera fue el candidato más mencionado, seguido por Guillier, el ultraderechista José Antonio Kast y la democristiana Carolina Goic. El desempeño de Sánchez fue pobre si se considera que salió tercera y estuvo cerca de pasar a la segunda vuelta.

Resultados para presidente en la primera vuelta de las elecciones en Chile

De cómo los medios activan temas en la opinión pública

Un nuevo trabajo de investigación nos aporta luces de cómo se activa la opinión pública en diversos temas que hacen a lo público. El trabajo desarrollado por Gary King, Benjamin Schneer y Ariel White se denomina “How the news media activate public expression and influence national agendas” y fue publicado por la revista Science. El proceso de investigación fue particular ya que para ver la influencia de los medios en activar determinados temas de alcance nacional – once fueron los elegidos – se requirió el apoyo de medios chicos y medianos de Estados Unidos. El método de trabajo fue muy cuidadoso al momento de “implantar” un tema y registrar que sucedía con el mismo. Es por ello que se trató de controlar lo mayor posible las variables en juego para acercarse a una sitiación de experimento de laboratorio. Se observó la repercusión de las piezas periodísticas en la audiencia vía Twitter en subgrupos predefinidos para conocer el impacto de estos artículos en los mismos. Estos fueron si las personas adscribían al partido Republicano o al Demócrata, o no registraban adscripción partidaria; en regiones del país (Noreste, el “MidWest“, el Oeste y el Sur), el género, y el grando de influencia de Twitter.  Los resultados obtenidos mostraron que de los temas considerados – como política pública en educación, inmigración, cambio climático y otros de caracter controversial – se encontró que el aumento de tráfico de discusión sobre los mismos aumentó un 63 % a partir de lanzado el tema vía los medios. Asimismo, se registró cambio de posiciones en un 2,3%.

En todos los subgrupos se registró, en mayor o menor medida, un incremento en la activación del debate sobre los temas considerados.

Aquello destacable de este trabajo es que los medios tienen un impacto en la activación de temas en la sociedad y que incluso medios pequeños y medianos pueden condicionar la discusión de temas que hacen a la conformación de la opinión pública de un país.

Una foto de alta definición sobre el uso de tecnologías por las redacciones y los periodistas

El International Center for Journalists (ICFJ) publicó un trabajo de alcance global sobre el uso de nuevas tecnologías en las redacciones. Más de 2700 periodistas de 130 periodistas formaron parte de la investigación, que se realizó con apoyo de Storyful, Google News Lab, SurveyMonkey y con el programa Communication, Culture and Technology de la Universidad  de Georgetown. A grandes rasgos se destaca que se usa muy poca tecnología en las redacciones; los editores y jefes están más calificados en nuevas tecnologías que los periodistas;  la mayoría de las redacciones no se adaptó a los cambios tecnológicos; y finalmente, los periodistas disponen de pocos de dispositivos tecnológicos. a pesar de esto, hay grandes avances en la digitalización en las redacciones, en particular en Rusia y ex países miembros de la Unión Soviética. En las redacciones hay una tendencia a no chequear información de las redes sociales. Al mismo tiempo hay un déficit de seguridad en las conexiones y dispositivos. En le plano de los ingresos, la publicidad tradicional sigue estando en primer lugar, seguido por el contenido esponsoreado. A su vez, hay déficit de formación en las redacciones en materia de periodismo de datos y uso de redes sociales.

América Latina tiene un perfil de redacción similar alas de América del Norte, primando redacciones híbridas entre lo tradicional y lo digital.

En cuanto a los usos de redes sociales por parte de las redacciones y los periodistas, en América Latina manda Facebook, seguido por Twitter.

En América latina, en el último año, las redacciones permanecieron como estaban o se redujeron.

Los periodistas son reclutados en América Latina para trabajr material digital, publicar en varios soportes y usar material de dispositivos móviles.

Las redacciones de América Latina no son quienes reciben mejor formación en nuevas tecnologías, pero tampoco son de las peores a nivel global.

Globalmente, las redes sociales se usan para expandir las audiencias.

Asimismo, los periodistas usan las redes sociales antes que nada para chequear noticias de último momento.

En cuanto a las métricas, la más usada es la vista de página.

En cuanto a los ingresos, la publicidad y el contenido esponsoreado priman sobre las sucripciones.

Finalmente, los mayores desafíos para las redacciones latinoamericanas son los cambios en los ingresos y cómo generar ganancias, y la atracción de las audiencias.