Archivo de la categoría: YouTube

En Estados Unidos aumenta la búsqueda de noticias en redes sociales

Un nuevo estudio del Pew Research Center aporta nuevos datos sobre el uso de la población de Estados Unidos para acceder a noticias vía redes sociales. En primer lugar, el porcentaje de la población adulta que usa las redes sociales para leer noticias pasó del 62% en 2016 al 67% en 2017.

Este incremento se dio fuerte en las personas mayores, en grupos étnicos no blancos y en personas con menor nivel educativo.

En cuanto al tipo de red social, el incremento mayor se dió en Twitter, YouTube y Snapchat.

En términos absolutos, la red social preferida para acceder a noticias es Facebook. Le siguen YouTube, Twitter e Instagram.

Otro dato interesante es que lospúblicos tienden a buscar información e nás de una red social. El porcentaje que adhiere a esta práctica pasó de un 15 en 2013 a un 28 en 2017.

Finalmente, quienes buscan noticias en las redes sociales tienden a buscar más información en aplicaciones y sitios de noticias online. La fuente de noticias más distante es el diario sobre papel. Esto nos habla que las audiencias de rede ssociales prefieren quedar en la pantalla a la hora de acceder a información periodística.

Anuncios

Transmedia y convergencia en la política argentina

La realización de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la Argentina permitieron consolidar en el país nuevos horizontes en materia de comunicación política. El precedente en los nuevos caminos de encarar el vínculo entre campañas políticas y medios de comunicación está sin dudarlo en los Estados Unidos. Las estrategias que resultaron en victorias por parte de Barack Obama y Donald Trump instalaron a las redes sociales con protagonismo en la campaña. En la campaña preidencial norteamericana de 2016 es cuando asoma con nitidez tanto una campaña convergente como transmedia. Al mismo tiempo, Trump aprovechó esta nueva configuración de comunicación para que los demás candidatos hicieran campaña por él, lo que se denominó earned media. En la Argentina, y a propósito de las PASO, Luciano Galup publicó un artículo muy interesante sobre el impacto del nuevo ecosistema comunicativo en la campaña electoral. Según el autor, en las redes asoman el oficialista Cambiemos y Unidad Ciudadana, que llevó como precandidata a senadora a Cristina Fernández de Kirchner, como los dos grandes protagonistas en estos soportes, replicando así los resultados que se dieron en la provincia de Buenos Aires, distrito por lejos de mayor importancia del país. En Facebook la presencia de Unidad Ciudadana es considerable como lo muestra el siguiente gráfico, lo cual postula un giro hacia las redes sociales por parte del kirchnerismo, como resalta el autor.

En Instagram se da algo similar.

En Youtube es donde Cambiemos muestra un aventaja considerable a la hora de visualizaciones.

Estos primeros trabajos son de gran interés ya que permiten adentrarnos en un sistema de medios convergente, transmedia, donde lo lineal y lo unidimensional son desplazados a conceptos vinculados a la historia y la arqueología.

 

 

Cómo es el consumo de noticias digitales en la Argentina

El Reuters Institute de la Universidad de Oxford acaba de publicar su informe anual sobre las noticias en el campo digital (Reuters Institute Digital News Report 2017). El informe es extenso e incluye datos a nivel global. Dada la enorme cantidad de datos en este caso nos focalizaremos en el caso argentino. En primer lugar, la Argentina es un país donde la suscripción por contenidos periodísticos tiene baja presencia frente a casos como Noruega o Suecia, pero se encuentra en los mismos niveles que Francia, Alemania o Gran Bretaña.

Los públicos de los países de América Latina están al tope en cuanto a compartir noticias. Chile y Brasil están al tope, mientras que Argentina y México les siguen de cerca.

El público argentino es el que menos confianza tiene en las noticias entre los países latinoamericanos considerados. Asimismo,es el país donde se percibe que las noticias están más influenciadas por la política y las empresas.

En cuanto al dispositivo usado para acceder a las noticias, la Argentina junto con Brasil son los países que prefieren una computadora. La Argentina es el país en el cual menos se utiliza un smartphone para informarse.

En cuanto al consumo de medios “tradicionales” se destacan las marcas del Grupo Clarín (TN Todo Noticias, Clarín, Radio Mitre).

La posición del consumo de medios del mismo grupo es más sólida en cuanto noticias digitales. es interesante que aquí asoman tanto portales globales como regionales del Interior de la Argentina.

En cuanto al consumo de noticias el campo online en su totalidad – incluye redes sociales – está al tope. Le siguen las redes sociales, la televisión, la prensa gráfica y la radio en ese orden.

Finalmente, Facebook es la red social domimante en el país, tanto para el consumo de noticias, como para interacción en general.

En la política de Brasil, las redes sociales ya pelean el campeonato de influencia

Por primera vez en el Brasil, las redes sociales compiten mano a mano con los medios institucionales en cuanto a influencia en el campo político. Según una encuesta de la consultora Ibope difundida en el día de la fecha, las redes sociales encabezan junto a los medios de comunicación como canales que influyen en la decisión del ciudadano sobre quién sería el candidato a presidente en las elecciones de 2018. Esto es de sumo interés dada la influencia histórica que han tenido las grandes cadenas de televisión sobre la política del país. El informe de Ibope muestra el siguiente cuadro:

Ya en octubre de 2016, el informe anual de Latinobarómetro mostraba la considerable influencia en el Brasil de las redes sociales como vehículo de comunicación política. En este  sentido acompaña a los países de la región.

 

El New York Times y The Economist denuncian como monopolios a los grandes de Internet

La demanda de los medios periodísticos comienza a hacer ruido. The New York Times primero y The Economist después han lanzado el reclamo de denunciar como monopolios a los grandes actores de Internet. En particular, los apuntados son Google y Facebook, quienes son los que atrapan el grueso del ingreso publicitario de los medios informativos. Tanto The New York Times como The Economist han publicado sendos artículos en los cuales sostienen que la situación actual de los gigantes de los datos es similar a las compañías petroleras y las telefónicas a comienzos del siglo XX. Por lo tanto, ambos medios recomiendan implementar regulaciones antimonopólicas que supongan eliminar la condición dominante de tales empresas. Las cuestiones que asoman en el horizonte es el daño a la economía (reducción de a competencia) y a la innovación que generan los monopolios. A esto se suma por parte de las empresas la poca transparencia en la comunicación a los usuarios sobre la disponibilidad de los datos que recolectan. Finalmente, aparece en el horizonte el impacto que tienen semejantes empresas sobre el sistema democrático, en particularpor el uso de algoritmos que orientan el tipo de medios y contenidos periodísticos a ser acercados a los ciudadanos. The Economist propone cambiar la lógica delas regulaciones antitrust, ya que las existentes están fundadas en un criterio “industrial” y están desactualizadas. La presión es fuerte. Se vienen meses donde esta tensión entre los productores de contenidos periodísticos y las empresas de Internet se hará más aguda. Este es sólo un incidente más de un conflicto que se vuelve más profundo.

La tapa de The Economist

Cómo Silicon Valley cambió el periodismo en Estados Unidos

El Tow Center for Digital Journalism publicó un informe sobre cómo las redes sociales han cambiado el periodismo de los Estados Unidos. El trabajo liderado por Emily Bell y Taylor Owen, titulado The Platform Press: How Silicon Valley Reengineered Journalism, plantea desde el vamos que las redes sociales son editores. Las empresas de medios tradicionales están confundidas por el impacto de las empresas del mundo digital. Según el informe, muchas de las organizaciones de medios desplazarán al periodismo como su actividad central. Si bien las plataformas digitales permiten hoy un alcance extraordinario para los productores de contenidos periodísticos, estos no pueden cubrir los costos operativos y de inversión.  Para el trabajo es claro que las plataformas digitales son editores periodísticos: tienen la capacidad de ofrecer incentivos sobre los generadores de contenidos acerca de qué tipo de material hay que producir (texto, videos, audios, etc.). El periodismo cívico al estilo watchdog es el más afectado por este nuevo contexto, ya que se privilegia aquello que tiene proyección de escla y lo que es compartible a través de las redes. El trabajo también sostiene en sus conclusiones que las pataformas digitales se centran en una edición basada en algoritmos. Este es su lado flaco, ya que no consideran el “toque humano” de un buen editor. Asimismo, otra deuda es la ausencia de transparencia de las plataformas. Los públicos no tienen elementos para saber el impacto de lo que producen y por qué reciben lo que ven; cómo se usan los datos que se generan por el sólo acceso a las noticias en la red; y cómo podría ser manipulado el consumo de contenidos en Internet. Com reflexión final, el informe plantea que las organizaciones de medios tradicionales se encuentran ante un dilema de hierro: ¿seguirán manteniendo costosas redacciones de producción periodística con públicos pequeños, pero con la fuente de ingresos bajo su control? O por el contrario, ¿preferirán reducir el control de los ingresos en manos de plataformas y redes sociales para oder acceder a públicos a escala amplia?

Medios tradicionales de Estados Unidos y las plataformas que utilizan para distribuir contenidos periodísticos

Modelo

Esquema de distribución de contenidos digitales de la CNN

Posteos realizados por el New York Times en la semana que comenzó el 6 de febrero de 2017

Posteos

Posteos de algunos medios en Instagram y Snapchat

Posteos totales en medios entre períodos seleccionados por la investigación

 

El mercado único digital europeo tensa relaciones entre actores

Europa va en camino de conformar un mercado único digital de las comunicaciones producto de la convergencia tecnológica. El pasado 14 de septiembre salieron a la luz la documentos de la Unión Europea sobre la cuestión. Estos apuntan, por un lado, a fortalecer la conectividad a internet; por otro, pretende avanzar en reglas de copyright sobre los contenidos. En el primer plano, se pretende avanzar en la conectividad de banda ancha, hacer más eficiente el uso del espectro radioeléctrico – no habrá ya un espectro nacional, sino uno comunitario – , así como promover ya la tecnología de 5G con Wifi gratuito para fomentar el uso de dispositivos móviles. Europa confía en esta mejora tecnológica para incrementar la productividad de la economía. La segunda cuestión es la que presenta más conflicto entre actores. Allí están diferenciados los productores de contenidos (los que hasta ahora seguimos llamando medios de comunicación), las telefónicas, y por último, los gigates tecnológicos que permiten el filtrado y actúan como gatekeeper de aquello que circula en la red, empresas como Facebook o Google. En el caso europeo, las disputas se orientan ya a un conflicto entre empresas europeas (medios y telcos), por un lado, y las estadounidenses (“tecnológicas”), por otro. La disputa aquí pasa por quién “monetiza” en el proceso de distribución y acceso a los contenidos. Un pequeño ejemplo personal al momento de la redacción de este post. Al querer acceder a una nota de The Economist sobre el tema, el sitio nos impidió hacerlo ya que llegamos al límite semanal de artículos gratuitos. Al poner el título del artículo vía Google, pudimos acceder al mismo sin pagar.  Se vienen las controversias al seno de la Unión Europea, donde las tensiones entre los diferentes planos de la industria pondrán sobre el tapete la capacidad de presión de los diversos grupos de interés.

europa-lobby-medios-telcos-tecnologicas

La inversión en lobby en Europa muestra el poder de los diversos actores de la comunicación