Archivo de la categoría: YouTube

El New York Times y The Economist denuncian como monopolios a los grandes de Internet

La demanda de los medios periodísticos comienza a hacer ruido. The New York Times primero y The Economist después han lanzado el reclamo de denunciar como monopolios a los grandes actores de Internet. En particular, los apuntados son Google y Facebook, quienes son los que atrapan el grueso del ingreso publicitario de los medios informativos. Tanto The New York Times como The Economist han publicado sendos artículos en los cuales sostienen que la situación actual de los gigantes de los datos es similar a las compañías petroleras y las telefónicas a comienzos del siglo XX. Por lo tanto, ambos medios recomiendan implementar regulaciones antimonopólicas que supongan eliminar la condición dominante de tales empresas. Las cuestiones que asoman en el horizonte es el daño a la economía (reducción de a competencia) y a la innovación que generan los monopolios. A esto se suma por parte de las empresas la poca transparencia en la comunicación a los usuarios sobre la disponibilidad de los datos que recolectan. Finalmente, aparece en el horizonte el impacto que tienen semejantes empresas sobre el sistema democrático, en particularpor el uso de algoritmos que orientan el tipo de medios y contenidos periodísticos a ser acercados a los ciudadanos. The Economist propone cambiar la lógica delas regulaciones antitrust, ya que las existentes están fundadas en un criterio “industrial” y están desactualizadas. La presión es fuerte. Se vienen meses donde esta tensión entre los productores de contenidos periodísticos y las empresas de Internet se hará más aguda. Este es sólo un incidente más de un conflicto que se vuelve más profundo.

La tapa de The Economist

Cómo Silicon Valley cambió el periodismo en Estados Unidos

El Tow Center for Digital Journalism publicó un informe sobre cómo las redes sociales han cambiado el periodismo de los Estados Unidos. El trabajo liderado por Emily Bell y Taylor Owen, titulado The Platform Press: How Silicon Valley Reengineered Journalism, plantea desde el vamos que las redes sociales son editores. Las empresas de medios tradicionales están confundidas por el impacto de las empresas del mundo digital. Según el informe, muchas de las organizaciones de medios desplazarán al periodismo como su actividad central. Si bien las plataformas digitales permiten hoy un alcance extraordinario para los productores de contenidos periodísticos, estos no pueden cubrir los costos operativos y de inversión.  Para el trabajo es claro que las plataformas digitales son editores periodísticos: tienen la capacidad de ofrecer incentivos sobre los generadores de contenidos acerca de qué tipo de material hay que producir (texto, videos, audios, etc.). El periodismo cívico al estilo watchdog es el más afectado por este nuevo contexto, ya que se privilegia aquello que tiene proyección de escla y lo que es compartible a través de las redes. El trabajo también sostiene en sus conclusiones que las pataformas digitales se centran en una edición basada en algoritmos. Este es su lado flaco, ya que no consideran el “toque humano” de un buen editor. Asimismo, otra deuda es la ausencia de transparencia de las plataformas. Los públicos no tienen elementos para saber el impacto de lo que producen y por qué reciben lo que ven; cómo se usan los datos que se generan por el sólo acceso a las noticias en la red; y cómo podría ser manipulado el consumo de contenidos en Internet. Com reflexión final, el informe plantea que las organizaciones de medios tradicionales se encuentran ante un dilema de hierro: ¿seguirán manteniendo costosas redacciones de producción periodística con públicos pequeños, pero con la fuente de ingresos bajo su control? O por el contrario, ¿preferirán reducir el control de los ingresos en manos de plataformas y redes sociales para oder acceder a públicos a escala amplia?

Medios tradicionales de Estados Unidos y las plataformas que utilizan para distribuir contenidos periodísticos

Modelo

Esquema de distribución de contenidos digitales de la CNN

Posteos realizados por el New York Times en la semana que comenzó el 6 de febrero de 2017

Posteos

Posteos de algunos medios en Instagram y Snapchat

Posteos totales en medios entre períodos seleccionados por la investigación

 

El mercado único digital europeo tensa relaciones entre actores

Europa va en camino de conformar un mercado único digital de las comunicaciones producto de la convergencia tecnológica. El pasado 14 de septiembre salieron a la luz la documentos de la Unión Europea sobre la cuestión. Estos apuntan, por un lado, a fortalecer la conectividad a internet; por otro, pretende avanzar en reglas de copyright sobre los contenidos. En el primer plano, se pretende avanzar en la conectividad de banda ancha, hacer más eficiente el uso del espectro radioeléctrico – no habrá ya un espectro nacional, sino uno comunitario – , así como promover ya la tecnología de 5G con Wifi gratuito para fomentar el uso de dispositivos móviles. Europa confía en esta mejora tecnológica para incrementar la productividad de la economía. La segunda cuestión es la que presenta más conflicto entre actores. Allí están diferenciados los productores de contenidos (los que hasta ahora seguimos llamando medios de comunicación), las telefónicas, y por último, los gigates tecnológicos que permiten el filtrado y actúan como gatekeeper de aquello que circula en la red, empresas como Facebook o Google. En el caso europeo, las disputas se orientan ya a un conflicto entre empresas europeas (medios y telcos), por un lado, y las estadounidenses (“tecnológicas”), por otro. La disputa aquí pasa por quién “monetiza” en el proceso de distribución y acceso a los contenidos. Un pequeño ejemplo personal al momento de la redacción de este post. Al querer acceder a una nota de The Economist sobre el tema, el sitio nos impidió hacerlo ya que llegamos al límite semanal de artículos gratuitos. Al poner el título del artículo vía Google, pudimos acceder al mismo sin pagar.  Se vienen las controversias al seno de la Unión Europea, donde las tensiones entre los diferentes planos de la industria pondrán sobre el tapete la capacidad de presión de los diversos grupos de interés.

europa-lobby-medios-telcos-tecnologicas

La inversión en lobby en Europa muestra el poder de los diversos actores de la comunicación

Polarización Política + Redes Sociales = La Era de la Posverdad

Un reciente artículo de The Economist (“Yes, I’d lie to you”) pone el foco en la creciente tendencia de los políticos a escindirse de todo critero de verdad. En este sentido, hemos ingresado en la Era de la “Posverdad”, como la popularizó el blogger David Roberts. Según The Economist, los políticos tienden a adoptar discursos donde no hay un Otro, una alteridad que los someta a prueba. El razonamiento por tanto se guía por la falacia no formal de petición de principioVladimir Putin y Donald Trump son los ejemplos considerados por el semanario inglés. Al mismo tiempo, hay quienes observan una creciente tendencia a las conspiraciones, fogoneadas por los políticos y aceptadas por los ciudadanos. En este sentido, el artículo en cuestión establece una relación entre esta nueva era política y el auge de las redes sociales. En consonancia con artículos sobre el tema, como el de Ypthach Lelkes, Gaurav Sood y Shanto Iyengar, las redes sociales tenderían a polarizar las opiniones de los electores ya que incurrirían en una actitud hacia las noticias desde una percepción selectiva: los votantes tienden a recibir información que refuerzan sus opiniones previas, no a desafiarlas. A su vez, el uso creciente de robots y trolls tienden a levantar una determinada percepción que favorece cierto estado de opinión, generando seudoambientes a los considerados por Walter Lippmann cien años atrás. Estas perspectivas bloquearían tanto el fortalecimiento de un espacio de lo público, así como la posibilidad de la consolidación de un monitoreo sobre las institiuciones políticas o sociales (accountability). Otros estudios cuestionan esta tendencia hacia la polarización al menos en el plano de la ciudadanía. Tales son los casos como un artículo de Larry Bartels, por un lado, o el de Marty Cohen, Mary C. McGrath, Peter Aronow y John Zaller, por otro; ambos analizan a la sociedad nortemaericana, donde esta creciente supuesta polarización ideológica ya es un área de trabajo consolidada en el plano de la ciencia política y los estudios de comunicación.

posverdad-mentiras-politica-the-economist

La “verdad” no es un criterio ya a seguir en política en la medida que el discurso crea su propia realidad

Los medios argentinos a la luz del informe Latinobarómetro 2016

Latinobarómetro, la entidad sin fines de lucro dedicada a realizar estudios de opinión pública en América Latina, ha publicado su informe anual 2016. El informe tiene como objetivo rescatar la percepción de los latinomaericanos sobre l0 público. En el caso de los medios de comunicación, los resultados son interesantes ya que muestran la complejidad acerca de la mirada de los habitantes de América Latina sobre los mismos. En los últimos veinte años, los medios de comunicación (televisión, radio, diarios) están entre las instituciones mejor valoradas por la población.

Latinobaromtero 2016 5

Esto no quita, que los latinoamericanos tengan una visión crítica sobre los mismos. Los medios no son vistos como “independientes”, sino influenciados por instituciones y grupos de poder. La Argentina, en particular, está levemente por debajo de la media del subcontinente en cuanto a la percpeción sobre este tema.

Latinobaromtero 2016 6

A pesar de las controversias sobre la acción de los medios  que tuvieron lugar en la Argentina en la última década, la percepción sobre la independencia de los medios en el país es levemente superior hoy que la que se tenía en el año 2004. Tomado de punta a punta, la percepción sobre los medios no varió significativamente en la última década, dato por demás interesante.

Latinobaromtero 2016 3

Sin embargo, en la Argentina se considera que el trabajo de los medios es considerado por debajo de la media de América Latina: la Argentina está entre los países más críticos hacia los mismos. Hay una actitud sensiblemente cuestionadora sobre su acción.

Latinobaromtero 2016 7

Al mismo tiempo, los medios argentinos asoman entre los menos críticos hacia el gobierno de  turno.

Latinobaromtero 2016 8

Esta percepción se funda en un criterio prescriptivo muy fuerte en el país que el presidente no debe tener injerencia en los medios. Luego de Chile, la Argentina es el país dónde este supuesto es el más sólido de la región.

Latinobaromtero 2016 9

La televisión y luego la radio son las vías que usan los latinoamericanos para informarse sobre política. Los diarios y revistas (soporte papel) están lejos por detrás y muy cerca de ser superados por las redes sociales e Internet.

Latinobaromtero 2016 10

La Argentina es uno de los países de América Latina que más acude a Internet para información sobre política.

Latinobaromtero 2016 11

Finalmente, en cuanto al uso de redes sociales, los argentinos prefieren YouTube y Facebook por sobre Twitter.

Latinobaromtero 2016 12

Latinobaromtero 2016 13