Una foto de alta definición sobre el uso de tecnologías por las redacciones y los periodistas

El International Center for Journalists (ICFJ) publicó un trabajo de alcance global sobre el uso de nuevas tecnologías en las redacciones. Más de 2700 periodistas de 130 periodistas formaron parte de la investigación, que se realizó con apoyo de Storyful, Google News Lab, SurveyMonkey y con el programa Communication, Culture and Technology de la Universidad  de Georgetown. A grandes rasgos se destaca que se usa muy poca tecnología en las redacciones; los editores y jefes están más calificados en nuevas tecnologías que los periodistas;  la mayoría de las redacciones no se adaptó a los cambios tecnológicos; y finalmente, los periodistas disponen de pocos de dispositivos tecnológicos. a pesar de esto, hay grandes avances en la digitalización en las redacciones, en particular en Rusia y ex países miembros de la Unión Soviética. En las redacciones hay una tendencia a no chequear información de las redes sociales. Al mismo tiempo hay un déficit de seguridad en las conexiones y dispositivos. En le plano de los ingresos, la publicidad tradicional sigue estando en primer lugar, seguido por el contenido esponsoreado. A su vez, hay déficit de formación en las redacciones en materia de periodismo de datos y uso de redes sociales.

América Latina tiene un perfil de redacción similar alas de América del Norte, primando redacciones híbridas entre lo tradicional y lo digital.

En cuanto a los usos de redes sociales por parte de las redacciones y los periodistas, en América Latina manda Facebook, seguido por Twitter.

En América latina, en el último año, las redacciones permanecieron como estaban o se redujeron.

Los periodistas son reclutados en América Latina para trabajr material digital, publicar en varios soportes y usar material de dispositivos móviles.

Las redacciones de América Latina no son quienes reciben mejor formación en nuevas tecnologías, pero tampoco son de las peores a nivel global.

Globalmente, las redes sociales se usan para expandir las audiencias.

Asimismo, los periodistas usan las redes sociales antes que nada para chequear noticias de último momento.

En cuanto a las métricas, la más usada es la vista de página.

En cuanto a los ingresos, la publicidad y el contenido esponsoreado priman sobre las sucripciones.

Finalmente, los mayores desafíos para las redacciones latinoamericanas son los cambios en los ingresos y cómo generar ganancias, y la atracción de las audiencias.

Anuncios

¿Hay en vista regulaciones sobre las redes sociales?

El creciente poder de los gigantes de Internet (Google, Facebook) y redes sociales como Twitter los ubican en el centro de la discusión acerca de su impacto sobre lo público. La declinación de los medios tradicionales, el fenómeno de las así llamadas “fake news“, la polarización política que alimenta “cámaras de eco” (echo chambers) y burbujas informativas, la supuesta ingerencia de Rusia en las campañas electorales de Estados Unidos y de países europeos, son considerados como factores que afectan lo público y amenazan la democracia liberal. Ha resurgido nuevamente el concepto de democracia iliberal (illiberal democracy), término acuñado por el columnista del Washington Post Fareed Zakaria en su clásico artículo “The Rise of the Illiberal Democracy” para designar a regímenes como el de Boris Yeltsin en Rusia o Carlos Menem en la Argentina. En su último número, The Economist le dedica su tapa a la cuestión, además de artículos que tratan el problema. Comienzan a surgir propuestas sobre si debiera existir algún organismo regulador sobre la acción de las redes sociales, ya que asoman dudas sobre si Facebook o Google pueden autorregularse. The Economist y The New York Times ya habían planteado este tema como algo crucial. The Wall Street Journal se suma ahora al reclamo y plantea una causalidad entre la ausencia de regulaciones y la supuesta inteferencia rusa en las elecciones norteamericanas. En este contexto, la FCC (Federal Communications Commission) de Estados Unidos ve con buenos ojos eliminar ciertas restricciones a la propiedad cruzada propias del mundo predigital, como que un propietario de un diario sobre papel pueda acceder a un medio electrónico que ocupe frecuencias del espectro radioeléctrico. Los temas no son menores y generarán debates en los próximos meses.

The Economist vuelve a poner presión sobre Internet

En América Latina la televisión manda para información política

La nueva encuesta anual de Latinobarómetro muestra daos muy interesantes sobre cómos e informan las audiencias en América Latina. Según los resultados del informe 2017, la televisión sigue siendo lejos el medio más usado para informarse sobre asuntos políticos. El 73% de los encuestados la prefier y está en relativa estabilidad desde 1996. En segundo lugar asoma la radio con un 33% en 2017 y en caída. Las redes sociales figuran en tecer lugar. Se comenzó a medir desde el año pasado y en 2017 el 28%  las elige. Los diarios y las revistas están en franca caída.En 2017 sólo un 20% los eligió para informarse sobre política frente a un 50% en el año 2000. Internet fue considerado por el 18%.

En la región, Whatsapp y Facebook son las redes sociales de mayor uso. Luego le siguen YouTube, Instagram y Twitter. En cuanto al uso de Facebook, encabezan el ránking Ecuador, Argentina, Chile y Uruguay.

Finalmente, la Argentina es el país que más usa redes sociales, seguido por Chile, Costa Rica y Uruguay. Los países que menos las usan son Guatemala y Nicaragua.

La crisis catalana no pasa por los diarios sobre papel

La crisis en torno a Cataluña y que hace a la existencia de España tal como la conocemos hasta ahora no ha detenido la caída de circulación de los diarios sobre papel españoles. Una situación de extrema gravedad que cualquiera fuere su resultado, hace a la configuración del estado espeñol, no ha llevado a una mayor avidez por noticias que hacen a lo público. Al menos no en los diarios sobre papel. Los seis diarios de mayor tirada, El País, La Vanguardia, El Mundo, La Razón, ABC y El Periódico, han caído en sus ventas. En Cataluña y en Madrid, las ventas no han acompañado la dimensión de la crisis. Comparado con el 2016, la caída promedio de los diarios es del 10,4% según la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), que certifica la circulación en el país. El diario El País cayó un 16,2% entre septiembre de 2016 y el mismo mes de 2017. El  Mundo registró en una caída de 8,9% en el mismo período. El ABC, perdió 7,3%. En Cataluña, La Vanguardia no fue menos. Las ventas cayeron un 6,5% en este septiembre. El Periódico registró una pérdida de 13,3%, mientras que La Razón sufrió un descenso de 4%. Evidentemente, al proceso de la caída del papel le es indiferente incluso la continuidad del estado.

Difusión (ventas de kioskos más suscripciones) de los principales diarios españoles en septiembre de 2017

Ventas en kioskos de los principales diarios españoles

Las redacciones de diarios en Estados Unidos según género y raza

La American Society of News Editors , asociación que agrupa a periodistas de diarios de Estados Unidos y Google News Lab publicaron online un interesante trabajo sobre la diversidad en las redacciones de los diarios norteamericanos denominado “How Diverse Are US Newsrooms?“. El trabajo parte de estudiar la composición de las mismas según género y lo que llaman “raza” o color de piel. Los resultados son por demás ineteresantes.  Comparado con el censo de la ciudad a la que pertenece el medio, los resultados muestran que la composición de las redacciones muestra que hay mayor proporción con relación a minorías raciales que a la participación de mujeres en las mismas. Esto es, que las redacciones muestran una subrepresentación genuina de mujeres.

Al interior de las redacciones, el trabajo cruzó la composición de las mismas con quienes tienen posiciones directivas. El mismo rescata que hay más liderazgo de mujeres en las redacciones que de personas no blancas (afroamericanos, hispanos, orientales, etc.).

Si se toman datos del año 2001 comparados con el presente, se muestra que, a en algunos diarios, ha habido más avances de las mujeres dentro de las redacciones que de minorías raciales.

Pero, si se toman los valores absolutos, el resultado es que las mujeres han perdido terreno en compración con las minorías raciales.

Finalmente, hemos rescatado algunos datos sobre la composición de las redacciones de diarios emblemáticos del país comparados con sus públicos. De los casos aquí considerados, los hipanos están notoriamente subrepresentados en las redacciones de los diarios con relación a sus públicos.

La disputa entre Google y medios periodísticos pasa aún por la monetización

La relación entre Google y los productores de contenidos periodísticos no ha venido siendo fácil en los últimos años. Entre los motivos diversos ha sido la implementación de un programa para medios de pago online denominado “First Click Free“. Según los productores de contenido, material que estaba en condiciones de suscripción en los portales era accesible de modo gratuito si uno lo buscaba vía Google. Sólo un acceso era permitido. Sin embargo, esto ya ocasionaba una erosión del sistema de modalidad de pago por contenidos periodísticos para los productores de los mismos. El sistema a su vez permitía tres accesos libres al medio por día para el mismo usuario. Frente a las quejas y la salida de algunos medios, Google anuncia el reemplazo de esta herramienta por una nueva, denominada “Free Sampling”. El buscador está en período de testeo con The New York Times y el Financial Times. La nueva herramienta permitiría poner en manos de los medios qué y cuántos contenidos podrán ser vistos sin suscripción dependiendo del perfil del usuario. En este sentido, es considerable un uso de algoritmos y Big Data para abrir o no ventanas de los medios a los usuarios. Las estimaciones consideran que podría estar en funcionamiento pleno en el 2018. Allí se verán los resultados.

Una nueva oportunidad para los medios periodísticos y su relación con Google

Estado de situación de Internet en la Argentina

La Cámara Argentina de Internet – CABASE ha publicado un muy interesante reporte sobre el estado de situación de Internet en la Argentina. El país tiene un 55,5% de los hogares con acceso a Internet fija y se encuentra en tercer lugar en América del Sur, detrás de Chile y Uruguay, ambos con 59,7%. A nivel global, el promedio es de 52,3% según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU).

En cuanto a acceso a banda ancha fija cada 100 habitantes, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires encabeza el ránking con 45.7 %. Luego le siguen La Pampa con 20,6%;  Tierra del Fuego, 20,3%; Provincia de Buenos Aires, 18,8% y Neuquén, 18,1%. Las provincias con menor grado de acceso son Santiago del Estero con 3,6%; La Rioja, 4,3%, Formosa, 5% y Jujuy, 5,8% (San Luis no es analizable porque dispone de una red pública universal).

El 51% de los argentinos accede a Internet vía ADSL. El 44%, por cablemódem.

La gran mayoría dispone de una velocidad de conexión entre 1Mbps y 6Mbps.

Entre enero y julio de 2017 el tráfico de Internet aumentó un 72%, una cifra que da idea de la demanda exponencial que sufre la red, por ejemplo, producto del consumo de videos en plataformas del tipo OTT como Netflix.

Los principales generadores de tráfico son Google, Facebook y Netflix, que acaparan el 80% de los mismos, mientras que el 20% restante se reparte entre actores diversos. Una distribución pareteana de manual.

Aquello que más se consume son películas, videos y series.

Los sitios más visitados son Google, Youtube, Facebook y MercadoLibre. El único sitio periodístico que asoma en los primeros diez puestos es Infobae.