Archivo de la etiqueta: Culturas Digitales

Twitter es una red donde prima el impulso de dominación y no el de consenso

Una investigación de Sascha Hölig acerca del perfil de quien postea Twitter ofrece un aporte interesante acerca de la proyección de esta red social. El trabajo titulado ¡¿Una minoría dominante como barómetro de la opinión?! (Eine meinigsstarke Minderheit als Stimmungsbarometer?!) describe cómo los tuiteros activos en Alemania son mayormente hombres, tienen un nivel educativo alto, son consumidores de noticias y tinen un alto interés por la política. Como estudios previos han demostrado la influencia que la red Twitter tiene sobre periodistas, medios, polítios y figuras públicas en general, este trabajo avanzó sobre cómo era el perfil del usuario a través de los mensajes existentes en la red. El resultado es que el nivel de narcisismo, individualismo, arrogancia, actitud dominante y de manipulación están por sobre la existente en Internet. Por tanto, la red que tiene un impacto destacado sobre lo público tiene características que lejos de favorecer el debate y el intercambio de ideas se funda en supuestos de dominación e imposición.

Quien tuitea en Alemania es mayormente hombre y de alto nivel educativo

Posee un alto interés en acceder a noticias así como en la política

Quienes tuitean son más extrovertidos y con tendencia a mostrarse que el usuario común de Internet

Tienen mayor predisposición a atributos narcisistas

Finalmente, tienen más marcada una actitud de domimancia y liderazgo

Anuncios

Las redes sociales como sistema planetario

El mundo de las redes sociales o social media es clave hoy para comrender la comunicación social. El sitio Visualcapitalist ha ampliado la visión de mundo (o de campo si se utiliza el término de Pierre Bourdieu) al de universo para traducir gráficamente la dimensión que tienen hoy estas redes a la metáfora de un sistema solar. El resultado es muy bueno. Por unlado, por la claridad de la visualización de lo que se pretende representar; por tor, porque incluye redes sociales de China, algo que no suele asomar en Occidente en el debate acerca del impacto de las redes sociales. La perspectiva planetaria por empresas nos ofrece el siguiente cuadro

Facebook es lejos la red social y la empresa dominante en este sistema planetario. Facebook per sé se encuntra en el primer lugar. Además, la empresa que es propiedad de Mark Zuckerberg controla Whatsapp (tercer puesto), Messenger (cuarto) e Instagram (sexto).  Si aplicáramos la ley gravitatoria de Isaac Newton a este sistema planetario, la masa y la poca distancia de estos planetas (en manos de Zuckerberg) genera un campo de gravedad que arrastra a otros planetas más pequeños. Desde otra perspectiva, si tomamos el origen nacional de las redes, estamos frente a un mundo crecientemente bipolar dominado por Estados Unidos y China. Estaríamos frente a un escenario que tiene algunas similitudes con la Guerra Fría, pero limitado al ámbito de las redes sociales. Esto nos muestra que las redes sociales son lo suficiente grandes y están a una distancia apreciable, por lo que permiten mantenerse en relativa situación de equilibrio.

Los datos sobre el número de usuarios de las veinte redes sociales más importantes nos ofrece el siguiente ránking.

 

La polarización política en Facebook afecta también a Brasil

Este año hay elecciones presidenciales en Brasil y los escenarios acerca de cómo serán están caracterizados por un alto grado de incertidumbre. El dato central es sí finalmente estará habilitado por la justicia para postularse el candidato del Partido Trabalhista (PT), Luiz Inacio Da Silva (“Lula”), quien se ubicó al frente de los sondeos al momento de lanzarse la campaña presidencial. En este contexto, Pablo Ortellado y Márcio Moretto Ribeiro realizaron un trabajo acerca de las preferencias políticas en redes sociales. Tomaron soporte para la investigación a Facebook ya que el 52% de la población urbana del país la considera como la vía preferencial de acceso a noticias. Un trabajo desarrollado por los investigadores en el año 2013 les permitió definir seis comunidades de usuarios en función de las páginas visitadas: a) partidos y políticos conservadores; b) partidos y políticos de izquierdas; c) grupos duros contra el crimen (“mano dura”); d) grupos anti corrupción; e) movimientos progresistas; y f) grupos en favor del medio ambiente y derechos humanos. El resultado del cuadro evidenció una fuerte polarización entre derecha e izquierda, en el plano de los grupos políticos organizados, pero no tanto en el campo de la sociedad civil.

Esta cercanía en el plano de la sociedad civil se mantenía en el año 2014.

Sin embargo, en marzo de 2016 los datos obtenidos muestran que la polarización eistente en el campo político se expandió hacia el campo de la sociedad civil. Esto es, la polarización política absorbió aquellos intereses y demandas que no estaban atados a la disputa político-partidaria.

 

Los autores tienen ahora como objetivo avanzar en trabajos similares sobre Estados Unidos y la Argentina para considerar estos casos como grupos de control.

Sorpresas en la edición 2018 del reporte de noticias digitales del Reuters Institute

El Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford acaba de publicar su informe Digital News Report 2018 sobre el estado de las noticias en el campo digital. El estudio es de carácter global ya que incluye a 37 países, incluida la Argentina (el capítulo argentino estuvo a cargo de Eugenia Mitchelstein y Pablo Boczkowski). Los principales resultados que afloran son por demás interesantes. En primer lugar, el informe destaca que en países como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña es la primera vez que las redes sociales caen como puerta de acceso a las noticias. Al mismo tiempo, aplicaciones de mensajería privada como WhatsApp son usadas de modo creciente para difundir noticias. No hubo caída en la credibilidad de los medios. El fenómeno de las fake news es sin dudas algo que genera preocupación, en particular en países como Brasil, España y los Estados Unidos. Los públicos consideran que esto es responsabilidad mayoritariamente de los editors y las plataformas; la orientación hacia una regulación estatal es mayor en Asia y Europa que en Estados Unidos. En cuanto a una nueva variable de medición llamada news literacy que tiene que ver con un control o accountability sobre las noticias, sus contenidos y la orientación de estas, las marcas de diarios online han sido consideradas con una mejor reputación que sus pares de televisión. Asimismo, aquellos que más prestan atención a esta evaluación de las noticias son los menos predispuestos a intervenciones gubernamentales. la aceptación de los uros de pago es dispar según el mercado del cual se trate. La televisión sigue siendo una fuente importante de acceso a las noticias aunque pierde terreno progresivamente, proceso que abre interrogantes sobre la acpatación de los públicos jóvenes y sobre las modalidades financiamiento para las emisoras públicas.

En este cuadro vemos la relevancia del uso de Facebook como vía de acceso a las noticias. En la Argentina se registró una caída del 5% con relación al año 2017.

Este gráfico muestra en los casos de Brasil, Estados Unidos, Francia Gran Bretaña y Alemania como a grandes rasgos se ha debilitado el uso de redes sociales para acceder a las noticias.

A continuación se muestra a grandes rasgos como Facebook ha perdido confiabilidad para el acceso a noticias. Esto contrasta con soportes como WhatsApp, Snapchat o Instagram.

En simetría con otros estudios, cuanto más joven es el público, mayor orientación a usar redes sociales o un buscador para acceder a noticias. En el otro extremo, cuanto más adulta la población, mayor preferencia al acceso directo a la página.

La Argentina se encuentra entre los países que sufren una merma en la credibilidad hacia los medios. Sólamente el 41% de los públicos tienen una mirada positiva.

En la Argentina hay un ligero interés por sobre la media en cuanto a la difusión de fake news.

A su vez la Argentina se encuentra dentro de los pocos países que registran un aumento en la aceptación de un muro de pago.

Con relación a la distribución de noticias, la Argentina es un caso muy interesante ya que se destaca por el uso de WhatsApp.

Finalmente, considerado el caso argentino en particular, los soportes del Grupo Clarín se destacan en el campo de origen audiovisual. La novedad la presenta Infobae, que es el diario online de mayor aceptación.

Asimismo, la televisión pierde penetración como acceso a noticias, mientras que el smartphone es el dispositivo elegido que sigue creciendo.

En cuanto a prestigio de marcas, Telefé Noticias se encuentra en primer lugar, seguido de Infobae, La Nación, TN y Radio Mitre.

Convergencia 3.0: un paisaje de lo que viene

Un informe de la consultora PwC plantea una nueva ola de convergencia en el plano de las comunicaciones y los medios. Los cambios son tan vertiginosos que cuando estamos adaptándonos a un modelo existente y que está en proceso de consolidación, aparece uno nuevo que modifica el escenario. El trabajo se denomina “Perspectives from the Global Entertainment & Media Outlook 2018-2022”.  Un primer resultado que uestra el trabajo es que el sector sigue creciendo al mismo tiempo que se transforma.

A continuación delimita los cinco fenómenos que movilizan el crecimiento y plantean nuevas líneas de convergencia. Sin seguir un orden, estos son: pesonalización, la conectividad omnipresente, el consumidor móvil, la renovación del origen de las ganancias y el cambio del valor agregado hacia las palataformas.

Un buen ejemplo de la nueva convergencia es cómo el consumo de datos se va desplazando de la conexión fija de banda ancha hacia la conexión móvil vía los smartphones. Esto supone una agudización de la desterritorialización de las comunicaciones.

El negocio de los medios y del entretenimiento está yendo decididamente hacia “la nube”. Los ejemplos destacados son la música vía plataformas como Spotify o las OTT, cuyo servicio más conocido es Netflix.

El informe destaca ls ocho tecnologías que asoman como impulsoras de estos cambios: la Internet de las cosas, la realidad aumentada, la realidad virtual, blockchain, la inteligencia artificial, la impresión 3D, los drones y los robots.

Una sociedad y públicos más exigentes tienen una tendencia creciente a jercer accountability sobre las empresas. Los lineamientos de este seguimiento y control se focalizan en si los contenidos son confiables, si las audiencias son genuinamente tales, si hay cuidado de los datos volcados a las plataformas por parte de los usuarios, si las inversiones presentan un horizonte de amortización y si la empresa hace una contrbución hacia la sociedad y lo público.

Finalmente, el reporte avanza sobre la coyuntura de corto plazo en Estados Unidos y plantea cuáles serán los tópicos relevantes de 2018. El factor aglutinador es la puesta sobre la mesa lcomo elemento destacado que las empresas tenderán hacia una autorregulación. Esto es, aquellas empresas que mejor se rediseñen hacia los fenómenos descriptos, tendrán mayor capacidad de crecimiento. En este sentido, las empresas están cuestionadas centralmente por el manejo que hacen de los datos. En este sentido, los públicos hoy son proclives a una limitación externa (la regulación estatal/gubernamental) que resguarde los datos volcados a las plataformas. Esta percepción es un límite serio al crecimiento de las empresas y, por lo tanto, no debiera ser soslayado o considerado un fenómeno menor.

 

¿Qué debiera ser hoy el periodismo “de calidad”?

Que el mundo de los medios y la actividad del periodista atraviesan una época de cambios y transformaciones de base está ya fuera de discusión. El periodismo de calidad está bajo jaque: la dificultad de su financiamiento así como el avance del periodismo “militante”, “de barricada” o “partisan” son sólo dos fenómenos que lo afectan de raíz. Charlie Beckett, profesor de comunicación en la London School of Economics, propone algunos puntos que debiera definir el llamado periodismo de calidad en estos tiempos de dominio del smartphone. Para conceptualizarlo se funda en debates en algunos foros de periodistas, comunicadores y académicos como el Trust Project. Por tanto, él resume las miradas que debiera reunir un periodismo de calidad. Algunas se complementan, otras entran en tensión entre sí. Son las siguientes :

a) Calidad = Diseño UX. El periodismo debe satisfacer la experiencia del usuario. Debe ser útil y staisfacer la necesidad puntual de quien lee la nota. Para ello debe partir de una reciprocidad de perspectiva: el periodista no debe ser alguien que baje línea sino pensar primero en qué necesitan las audiencias.

b) Calidad = Servicio personal + Curaduría. El periodismo debe apuntar a brindar un servicio puntual a sus públicos en un proceso que supone actuar como un curador de una exposición artística. Esto es, debe conocer profundamente aquello de lo que habla y presentarlo de un modo sistemático separando lo princiapl de lo accesorio, pero pensando a su vez en quien va a acceder a los contenidos. El curador es un catalizador que simplifica y reduce la colección de contenidos sobre un tema. Beckett pone como ejemplo la app CompassNews.

c) Calidad = Valor agregado. La noticia no debe quedarse en una exclusiva o la inmediatez sino centralmente apuntar al análisis y contextualización de lo que sucede. Debe haber complementariedad entre innovación, conocimiento de un tema, así como espíritu investigativo y ofrecer miradas y datos novedosos.

d) Calidad =Relevancia. Los públicos fragmentados someten a myor esfuerzo para los periodistas. Beckett sugiere prestar atención a los tabloides clásicos, que llevan al público masivo cuestiones que no son de su interés primario, como la política.

e) Calidad = Diversidad, serendipidad y placer. El periodista de hoy no debe encasillarse. Debe saber rotar y tratar temas des de ángulos diversos. Debe sorprender a sus audiencias.

f) Calidad = Impacto. El periodismo debe poder medir cuál es el impacto de su acción en una consolidación del sistema democrático y del espacio público. El periodista debe actuar como si tuviera una auditoría a partir de estos términos.

g) Calidad = Experiencia emocional. El periodismo privilegió la objetividad desde un acostado aséptico. Beckett considera que esto debe ser desplazado a partir de los que él denomina un periodismo emocionalmente conectado (“emotionally networked journalism”). En tiempos de algoritmos, “lo humano” aporta algo diferente.

h) Calidad = “Más allá de las noticias”. El periodista debe acercarse a otros comunicadores. Debe aportar y nutrirse de otros campos como la música, el video o, incluso, la actuación.

Charlie Beckett aporta elementos para revitalizar el periodismo

En Estados Unidos cae la opinión sobre Internet

En Estados Unidos ha caído levemente la percepción que Internet implica algo bueno para la sociedad en su conjunto. Esto se desprende de un reciente trabajo del Pew Research Center. Comparado con una medición de 2014, cuando el 76% consideraba a Internet como algo bueno, en 2018 un 70% considera lo mismo.

Es necesario aclarar que el trabajo de campo se realizó en enero de este año. Es decir, que es anterior al escándalo de Facebook y Cambridge Analytica, con lo cual, estos valores pueden haber caído aún más. Asimismo, el trabajo incluye una encuesta sobre el tipo de acceso de la población norteamericana a Internet. Según las cifras que surgen del mismo, un 65% accede vía banda ancha hogareña; un 20% vía smartphone; y un 15% no usa ni banda ancha ni smartphone. Según la investigación, aquellos que acceden vía smartphone son mayoritariamente jóvenes urbanos entre 18 y 29 años, hispanos, de bajo nivel educativo y que ganan menos de 30.000 dólares al año.