Archivo de la etiqueta: Hillary Clinton

Otra investigación muestra la caída en influencia de los medios tradicionales norteamericanos

El impacto de los medios en la campaña electoral que llevó a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos sigue generando investigaciones. En este caso, el Berkman Klein Center de la Universidad de Harvard publicó un trabajo denominado “Partisanship, Propaganda & Desinformation. Online Media and the 2016 Election” (“Partidismo, propaganda y desinformación. Medios online y la elección del 2016”). El trabajo, de corte cuantitativo, muestra que el papel de los medios conservadores que apoyaron a Trump fue más importante que el previsto. Estos medios practicaron un periodismo “militante”, a diferencia de los medios que apoyaron a Hillary Clinton,  aquellos “tradicionales” que practican un periodismo “profesional” fundado en un criterio de equilibrio y contraposición de perspectivas.

Los medios dieron más espacio a los temas propuestos por Trump que a los escándalos en los cuales estuvo involucrado. En particular, el tema de la inmigración dominó las redes.

Por el contrario, en el caso de Clinton, los medios registraron más los escándalos que los temas propios propuestos por la candidata. De esta manera, Trump se instaló en el centro de la escena.

Un dato muy interesante para el caso de la campaña en Estados Unidos, es que Twitter resultó más partidista que los medios tradicionales, pero que Facebook fue mucho más partidista que Twitter.

Breitbart News, el medio online dirigido por Steve Bannon resultó el gran influenciador de la derecha conservadora durante la campaña, arrastrando así a la discusión de temas que circularon por las redes.

Esta nueva investigación  muestra la menor influencia de los medios tradicionales en la configuración del espacio público del país, así como el cuestionamiento sobre el papel del periodismo”profesional” promovido por las escuelas de periodismo de Estados Unidos. La moraleja: crear un medio que apoye un proyecto político y fundado en un periodismo “militante”, puede funcionar y ser útil en una campaña política.

Anuncios

Trump, el surfista astuto que aprovechó mejor la ola

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos marca un antes y un después en muchos aspectos de la política y la sociedad nortemaericana y global. Las variables a analizar son muchísimas, por lo cual nos detendremos sólamente en la relación política y medios de comunicación. El caso Trump muestra que algunos de los marcos teóricos de la era analógica, como la de Agenda Setting, presentan un rumbo enorme bajo la línea de flotación y estén significativamente escorados, casi a punto de zozobrar. La rival demócrata Hillary Clinton tuvo un apoyo por parte de los medios mainstream como nunca en la historia reciente del país. Y sin embargo, perdió. Otras, como la espiral de silencio de Elisabeth Noelle-Neumann parecen más vivas que antes. Las encuestas electorales también han sido una de las grandes bajas de esta elección. Un mes antes de las elecciones planteábamos las dudas de esa supuesta ventaja de Clinton a partir, de entre otras visiones, de los trabajos de Pablo Boczkowski y Eugenia Mitchelstein entre otros, relativos al desplazamiento de la centralidad de los medios “tradicionales”, cosa que se dió en la elección. El auge de las redes sociales hace que los medios tradicionales hayan perdido su capacidad de influencia de antaño. El mismo día de la elección, el movimiento en las redes así como la búsqueda en Google mostraban lo que sabría finalmente: mayor interés por Trump que por Clinton.

google-busquedas-trump-clinton-8-11-2016

Trump hizo un uso mucho más intenso de las redes sociales de lo que parecía. En este sentido invirtió menos dinero en publicidad de campaña, ya que apostó a aquello que en marketing se llama “earned media“: que las redes hablaran de él sin tener que pagar por ello. En ese sentido, la campaña furiosa de los demócratas, los grupos liberals y el establishment mediático jugó, muy a su pesar, a favorecer la estrategia de Trump. Ambos candidatos gastaron mucho menos en avisos en televisión que en campañas anteriores.

trump-clinton-tv-gastos-campana-1

Y Trump gastó mucho menos que Clinton, lo cual refuerza su estrategia de “earned media“.

trump-clinton-tv-gastos-campana-2

El cambio es notable. Así como Barack Obama leyó la importancia de las redes sociales en la campaña del año 2008, Trump profundizó el uso “quirúrgico” de las redes sociales y los buscadores para favorecer su voto. Lo estrecho del margen hace que Estados Unidos sea hoy un país altamente conectado a las redes sociales, pero partido entre una perspectiva “liberal” (progresista) y otra conservadora/tradicionalista: la Bay Area convive con una versión “saudita” del American way of life, estado de situación que, para el politólogo argentino radicado en Estados Unidos, Ernesto Calvo, “… puede cambiar el futuro del país en formas impensadas“. Diagnóstico que también suscribe Francis Fukuyama , así como es percibido por encuestas de opinión. Como bien tituló en su edición de hoy el semanario alemán Der Spiegel, el triunfo de Trump es “El fin del mundo (así como lo conocemos)” / Das Ende der Welt (wie wir sie kennen).

trump-clinton-tapa-der-spiegel-12-11-2016

Tapa de Der Spiegel del sábado 12 de noviembre de 2016

El establishment de los diarios apoya a Clinton. ¿Esto la beneficiará?

El grueso de los medios gráficos tradicionales de Estados Unidos ha manifestado su apoyo público a la candidatura de Hillary Clinton para la presidencia de Estados Unidos. Uno de los casos más notables es el del Arizona Republic, diario que históricamente apoyó a candidatos republicanos. La elección es el próximo 8  de noviembre y las encuestas aún no garantizan un ganador entre la candidata demócrata y Donald Trump, el candidato republicano que desafía a la dirigencia partidaria. El que los diarios oficialmente manifiesten su apoyo a un candidato genera transparencia en cuanto al pacto de lectura entre el medio y sus públicos. Esta práctica es muy común en Estados Unidos y Europa occidental. En América Latina, la cuestión es más borrosa, ya que los medios tradicionales tienen a no asumir una actitud manifiesta en situaciones electorales. Esta actitud, si bien es saludable en este sentido, por otro genera una tensión al interior de las redacciones. Un periodista, ¿debe acompañar la decisión del diario y subsumirse a su línea política editorial o tiene libertad para garantizar su derecho profesional y de conciencia para ser indiferente a la actitud “oficial” del medio o bien contradecir a este? En el caso concreto de esta elección norteamericana el masivo apoyo de los medios a Clinton despierta la incógnita de cómo podrá ser interpretado esto por el votante norteamericano. Trump alardea de ser un candidato outsider que se manifiesta rebelde frente al establishment político-mediático del país, por lo cual queda la duda de si este fenómeno en los medios no representa finalmente un activo para el candidato denostado. En este caso estaríamos frente a consecuencias no intencionadas de la acción, según el sociólogo inglés Anthony Giddens. Se verá en noviembre…

estados-unidos-diarios-apoyo-a-candidatos-elecciones-historia

Ejemplos de diarios que han manifestado su apoyo para elecciones presidenciales

Donald Trump golpea sobre la acción de los medios

El fenómeno desatado por el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump es singularmente provocador. El discurso y actitudes de Trump contra hispanos, musulmanes y grupos étnicos minoritarios ha puesto en guardia a numerosos sectores tanto dentro de la frontera estadounidense como en el exterior sobre cuál será la política tnato doméstica como internacional del país en caso que el republicano triunfara en las elecciones de noviembre. Una de las cuestiones que recurrentemente asoman en esta campaña es cuál el rol de los medios y el periodismo en torno a Trump. Los planteos son diversos y están poniendo en discusión como pocas veces en el pasado cuál es la o las acciones de lo medios en un mundo comunicativo y en transición. La información en torno a Trump, ¿debe ser “neutralmente valorativa” o medios y periodistas deben tomar partido? De tomarlo, ¿ es esto abandonar tipos de periodismo como watchdog, facilitador o incluso como gatekeeper para asumir una actitud “militante” (partisan)? ¿Medios y periodistas al hablar de Trump, incluso negativamente, alientan la campaña de alguien que se presenta en contra de lo “políticamente correcto” y de cierto establishment progresista (liberal)? Los algoritmos de las redes sociales y de los buscadores, ¿son imparciales o juegan para la candidata demócrata Hillary Clinton? Al ser estos un poder creciente en la comunicación política, la sospecha de ir contra Trump, ¿lo favorece a éste?. Las preguntas que fluyen son muchas más  y muestran que tanto medios, periodistas, el mundo universitario y ciudadanos en general están afectados por un desconcierto que asoma con un carácter pandémico. Mientras tanto, Donald Trump sigue avanzando…, y quizás con la ayuda de un post como éste.

Donald Trump Media

Donald Trump y su relación con los medios son parte de un ítem de la campaña

Demócratas vs. republicanos. Big data y redes sociales vs. campaña “tradicional”

Las internas previas a la campaña abierta por la presidencia de Estados Unidos ya marca una actitud por parte de los candidatos. La interna del Partido Demócrata entre Bernie Sanders y Hillary Clinton muestra un nivel de inclinación por el uso de redes sociales mucho mayor que el desarrollado por Donald Trump, el candidato por el Partido Republicano. Luego de los éxitos de Barack Obama en 2008 y 2012, donde la presencia de las redes sociales fue clave para derrotar a sus contrincantes republicanos, los demócratas demuestran confianza en que esta vía será clave para derrotar a Trump. Sin embargo, tanto el exceso de confianza como la habilidad del candidato republicano para utilizar la campaña negativa que prolifera contra él en redes sociales y transformarla en algo que lo beneficia para reforzar su perfil de “candidato no político”, generan una actitud precavida por parte de observadores. Las redes sociales y los buscadores no son neutros: sus algoritmos pueden inclinar la balanza hacia uno u otro. Hillary Clinton confía en acordar con el mundo big data para afianzar su estrategia digital. El resultado, sin embargo, está abierto.

Clinton Facebook

La elección norteamericana con las redes sociales otra vez en el centro