Archivo de la etiqueta: Marcos Regulatorios

Panorama del sistema de medios de Europa

La Plataforma Europea de Autoridades Regulatorias (EPRA) de medios de comunicación, organización que agrupa a reguladores del continente, publicó su informe sobre Pluralidad de Medios correspondiente al año 2016. El reporte parte de la consideración de cuatro variables sobre la acción y mercado de medios: a) protección básica; b) pluralidad del mercado; c) independencia política; y d) inclusión social. Cada variable está compuesta por indicadores. La tabla siguiente nos permite aclarar qué engloba cada una de ellas.

La variable protección básica muestra el siguiente resultado.

En cuanto a pluralidad en el mercado de medios, el mapa nos muestra lo siguiente.

La independencia política nos ofrece este panorama.

Finalmente, la inclusión social presenta el siguiente estado de situación.

De los resultados generales, Francia es el país que mejor índice presenta en su sistema de medios. En todos los cuadros está en color verde. El resultado de Francia es el siguiente.

En el otro extremo está Turquía. En tres de las cuatro variables figura en color rojo.

Facebook y Google siguen acumulando tensión

La presión sobre Facebook y Go0gle sigue aumentando. Si The Economist ya los ha catalogado de monopolios del siglo XXI por lo cual deberían estar sujetos a algún tipo de regulación antitrust, es ahora la BBC la que reafirma el peligro de ambos gigantes de la comunicación. En un artículo, el grupo de medios púbico británico rescata la visión crítica de Jonathan Taplin hacia Google. En su libro “Move Fast and Break Things“, Taplin considera que el buscador y los gigantes de la comunicación están afectando severamente la democracia en Estados Unidos. En otro, la BBC difunde el trabajo del investigador serbio Vladan Joler y del grupo Share Lab, cuyos resultados muestran a Facebook como un Big Brother contemporáneo. Según Joler, Facebook tiene capacidad de detectar, registrar y procesar nuestras actividades aún de modo más preciso que los estados nacionales. Los reclamos más fuertes contra ambos gigantes de la comunicación son mayormente desde Europa. Esto permite inferir que habría poco grado de cooperación para regularlos bajo un gobierno de tono acentuadamente nacionalista como el de Donald Trump. A no ser que afecten a Trump mismo, lo cual es otro cantar.

La presión sobre los grandes actores de la comunicación sigue en alza.

El New York Times y The Economist denuncian como monopolios a los grandes de Internet

La demanda de los medios periodísticos comienza a hacer ruido. The New York Times primero y The Economist después han lanzado el reclamo de denunciar como monopolios a los grandes actores de Internet. En particular, los apuntados son Google y Facebook, quienes son los que atrapan el grueso del ingreso publicitario de los medios informativos. Tanto The New York Times como The Economist han publicado sendos artículos en los cuales sostienen que la situación actual de los gigantes de los datos es similar a las compañías petroleras y las telefónicas a comienzos del siglo XX. Por lo tanto, ambos medios recomiendan implementar regulaciones antimonopólicas que supongan eliminar la condición dominante de tales empresas. Las cuestiones que asoman en el horizonte es el daño a la economía (reducción de a competencia) y a la innovación que generan los monopolios. A esto se suma por parte de las empresas la poca transparencia en la comunicación a los usuarios sobre la disponibilidad de los datos que recolectan. Finalmente, aparece en el horizonte el impacto que tienen semejantes empresas sobre el sistema democrático, en particularpor el uso de algoritmos que orientan el tipo de medios y contenidos periodísticos a ser acercados a los ciudadanos. The Economist propone cambiar la lógica delas regulaciones antitrust, ya que las existentes están fundadas en un criterio “industrial” y están desactualizadas. La presión es fuerte. Se vienen meses donde esta tensión entre los productores de contenidos periodísticos y las empresas de Internet se hará más aguda. Este es sólo un incidente más de un conflicto que se vuelve más profundo.

La tapa de The Economist

La BBC sigue sin tener un horizonte despejado

La Ofcom, la agencia que regila las comunicaciones de Gran Bretaña, publicó esta semana propuestas sobre la acción de la BBC a partir de la vigencia de su nuevo estatuto. Las propuestas incluyen varias recomendaciones: aumento de la programación de contenidos de origen británico y cuyo objetivo sean las audiencias domésticas; mayor espacio para noticias en las radios focalizadas en música; ampliar la variedad de deportes que se emiten; apuntar a programas para niños con contenido educativo, en particular para aquellos en edad preescolar o ciclo inicial; aumentar la programación de artes, música y religíon en horarios de audiencia pico; incrementar la programación británica producida y destinada para Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Estas recomendaciones se publican luego que el canon ciudadano que pagan los usuarios para mantener el servicio aumentará desde abril por primera vez desde 2010. La BBC se encuentra en un proceso de pérdidas de audiencia, al mismo tiempo que el público aumenta en edad. Las nuevas generaciones prefieren pagar servicios on demand como es el caso de Netflix. Las iniciativas de la emisora británica para acercarse a los millennials, como el servicio online iPlayer, no han resultado exitosos. El aumento del canon vuelve a poner bajo tensión la existencia misma de la BBC tal como la conocemos.

Por qué el Premio Nobel de Economía a Jean Tirole impacta en los medios

El pasado lunes 13 de octubre se entregó el Premio Nobel de Economía 2014 al economista francés Jean Tirole.  Tirole fue un impulsor de la aplicación de la teoría de juegos a la teoría de la organización industrial. Pero no se detuvo allí, sino que llevó esta rama de la microeconomía a su aplicación sobre políticas públicas, en particular sobre cómo regular servicios de carácter monopólico u oligopólico. En este sentido, escribió un libro sobre el mercado de las telecomunicaciones junto a Jean-Jacques Laffont , colega con el cual Tirole trabajó asiduamente hasta que falleció en 2004. Tirole no es un economista anti mercado – difícil que lo sea alguien que se dedique a la teoría de juegos – , pero considera que ciertos campos de la economía deben estar regulados para garantizar una mejor calidad y un costo menor para los usuarios. En este sentido, Tirole promueve que existan condiciones que permitan de modo satisfactorio la plena competencia en la conexión domiciliaria de servicio de cable y telefonía cuando las redes y la conexión están en manos de grandes operadores oligopólicos.  Por caso, la obra Tirole sirvió para analizar sobre las consecuencias que tiene el acceso por Internet a noticias periodísticas  y los conflictos generados entre generadores de contenidos (diarios), buscadores y las redes, como es el caso de este artículo de Christopher S. Yoo.

Tirole-Nobel

La obra de Tirole es clave para comprender políticas públicas en medios y telecomunicaciones