Archivo de la etiqueta: The New York Times

¿Hay en vista regulaciones sobre las redes sociales?

El creciente poder de los gigantes de Internet (Google, Facebook) y redes sociales como Twitter los ubican en el centro de la discusión acerca de su impacto sobre lo público. La declinación de los medios tradicionales, el fenómeno de las así llamadas “fake news“, la polarización política que alimenta “cámaras de eco” (echo chambers) y burbujas informativas, la supuesta ingerencia de Rusia en las campañas electorales de Estados Unidos y de países europeos, son considerados como factores que afectan lo público y amenazan la democracia liberal. Ha resurgido nuevamente el concepto de democracia iliberal (illiberal democracy), término acuñado por el columnista del Washington Post Fareed Zakaria en su clásico artículo “The Rise of the Illiberal Democracy” para designar a regímenes como el de Boris Yeltsin en Rusia o Carlos Menem en la Argentina. En su último número, The Economist le dedica su tapa a la cuestión, además de artículos que tratan el problema. Comienzan a surgir propuestas sobre si debiera existir algún organismo regulador sobre la acción de las redes sociales, ya que asoman dudas sobre si Facebook o Google pueden autorregularse. The Economist y The New York Times ya habían planteado este tema como algo crucial. The Wall Street Journal se suma ahora al reclamo y plantea una causalidad entre la ausencia de regulaciones y la supuesta inteferencia rusa en las elecciones norteamericanas. En este contexto, la FCC (Federal Communications Commission) de Estados Unidos ve con buenos ojos eliminar ciertas restricciones a la propiedad cruzada propias del mundo predigital, como que un propietario de un diario sobre papel pueda acceder a un medio electrónico que ocupe frecuencias del espectro radioeléctrico. Los temas no son menores y generarán debates en los próximos meses.

The Economist vuelve a poner presión sobre Internet

Anuncios

La disputa entre Google y medios periodísticos pasa aún por la monetización

La relación entre Google y los productores de contenidos periodísticos no ha venido siendo fácil en los últimos años. Entre los motivos diversos ha sido la implementación de un programa para medios de pago online denominado “First Click Free“. Según los productores de contenido, material que estaba en condiciones de suscripción en los portales era accesible de modo gratuito si uno lo buscaba vía Google. Sólo un acceso era permitido. Sin embargo, esto ya ocasionaba una erosión del sistema de modalidad de pago por contenidos periodísticos para los productores de los mismos. El sistema a su vez permitía tres accesos libres al medio por día para el mismo usuario. Frente a las quejas y la salida de algunos medios, Google anuncia el reemplazo de esta herramienta por una nueva, denominada “Free Sampling”. El buscador está en período de testeo con The New York Times y el Financial Times. La nueva herramienta permitiría poner en manos de los medios qué y cuántos contenidos podrán ser vistos sin suscripción dependiendo del perfil del usuario. En este sentido, es considerable un uso de algoritmos y Big Data para abrir o no ventanas de los medios a los usuarios. Las estimaciones consideran que podría estar en funcionamiento pleno en el 2018. Allí se verán los resultados.

Una nueva oportunidad para los medios periodísticos y su relación con Google

El New York Times y The Economist denuncian como monopolios a los grandes de Internet

La demanda de los medios periodísticos comienza a hacer ruido. The New York Times primero y The Economist después han lanzado el reclamo de denunciar como monopolios a los grandes actores de Internet. En particular, los apuntados son Google y Facebook, quienes son los que atrapan el grueso del ingreso publicitario de los medios informativos. Tanto The New York Times como The Economist han publicado sendos artículos en los cuales sostienen que la situación actual de los gigantes de los datos es similar a las compañías petroleras y las telefónicas a comienzos del siglo XX. Por lo tanto, ambos medios recomiendan implementar regulaciones antimonopólicas que supongan eliminar la condición dominante de tales empresas. Las cuestiones que asoman en el horizonte es el daño a la economía (reducción de a competencia) y a la innovación que generan los monopolios. A esto se suma por parte de las empresas la poca transparencia en la comunicación a los usuarios sobre la disponibilidad de los datos que recolectan. Finalmente, aparece en el horizonte el impacto que tienen semejantes empresas sobre el sistema democrático, en particularpor el uso de algoritmos que orientan el tipo de medios y contenidos periodísticos a ser acercados a los ciudadanos. The Economist propone cambiar la lógica delas regulaciones antitrust, ya que las existentes están fundadas en un criterio “industrial” y están desactualizadas. La presión es fuerte. Se vienen meses donde esta tensión entre los productores de contenidos periodísticos y las empresas de Internet se hará más aguda. Este es sólo un incidente más de un conflicto que se vuelve más profundo.

La tapa de The Economist

Recomendación para noticias en televisión y diarios: ir hacia los bordes

Un informe del Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford y un artículo de John Geraci en la Harvard Business Review ponen en foco los cambios significativos que afectan la distribución de noticias tanto por televisión abierta como en un diario – el caso del artículo de Geraci es el del New York Times-. La caída del encendido en la televisión es similar a la caía de circulación de los diarios en papel.

Reuters Institute 2016 Caida Noticias Teelevision 1

Cuatro casos donde se observa caída de la televisión como fuente de noticias según edades de la audiencia

Reuters Institute 2016 Caida Noticias Television 2

Gran Bretaña es un caso donde la TV pierde frente a las redes sociales

Reuters Institute 2016 Caida Noticias Television 4

Alemania registra una adhesión aún fuerte a la TV como fuente de noticias

Según el informe del Reuters Institute, elaborado por Rasmus Kleis Nielsen y Richard Sambrook, el auge del video on demand, de la distribución de noticias vía terceros (ejemplos como YouTube, Facebook, Twitter, Vine) y las apps en dispositivos móviles demandan un cambio organizacional de las empresas del sector. Según los autores, debe haber una orientación hacia organizaciones “ambidiestras”, que produzcan al mismo tiempo que experimentan.

Reuters Institute 2016 Caida Noticias Television 3

En Estados Unidos es notable el crecimiento de horas frente a pantallas hacia dispositivos móviles.

Geraci observa fenómenos similares en el New York Times. La innovación requiere un cambio en la cultura organizacional. El autor describe al diario con una cultura similar a un organismo, donde todo sucede “hacia adentro”. Por el contrario, debe moverse hacia una cultura del ecosistema, donde lo importante está en los bordes y en el afuera más que una autorreferencialidad interna. En ambos casos, la recomendación que surge para preservar las organizaciones es la experimentación y la innovación.

Se largó Blendle, el iTunes/Spotify/Netflix del periodismo

Las analogías sobran: iTunes, Spotify, Netflix. Blendle, un proyecto de micropagos de artículos periodísticos creado en abril de 2014 Holanda por Marten Blankestejn y Alexander Klöpping, ahora desembarca con fuerza en Estados Unidos. Las espaldas no son menores. Cuenta con el respaldo de The New York Times y de Axel Springer. En este sentido es de destacar el cambio progresivo que el grupo alemán de medios ha dado en los últimos años hacia la centralidad de los contenidos digitales: el 70% de sus ingresos viene de sus plataformas. En idioma español, el giro de El País hacia lo digital pretende seguir los pasos de Springer. La idea de Blendle no es nueva: se paga un precio puntual por el artículo a ser leído. Aquello que es nuevo es la instrumentación. La oferta de artículos de medios es amplia, aunque por ahora restringida centralmente a medios con origen gráfico. Este es quizás el primer intento concreto de una plataforma de pago, que pueda pelear contra Google o Facebook en la disputa por conseguir publicidad en el campo digital para poder financiar periodismo de calidad. El proyecto Blendle es por tanto global,  por lo cual vuelve a asomar en el horizonte un escenario donde las grandes plataformas y apps serán los canales de distribución para medios de países periféricos.

Blendle tableta

Blendle pretende cambiar el soporte del periodismo

Un 1898 mediático: estalló la guerra entre el New York Times y El País

En 1898 se produjo una guerra entre Estados Unidos y España. El resultado fue la derrota del país europeo y la pérdida de territorios como Cuba, Puerto Rico, las Filipinas y Guam. La derrota fue también un simbólica al marcar el fin del Imperio Español. En este caso, la “guerra” estalló entre dos medios emblemáticos de la prensa de ambos países: por un lado, The New York Times; por otro, El País. El diario neoyorquino publicó una nota muy cruda sobre la realidad de los medios españoles. El New York Times describe que la libertad de prensa, la credibilidad de la prensa y la contribución ciudadana de los grandes diarios españoles, entre ellos El País y El Mundo, está seriamente dañada. Para el diario norteamericano, la crisis que aún afecta al país produjo que los diarios acuciados por las deudas, dependan de las grandes empresas  –Telefónica compró el negocio televisivo y es accionista de PRISA, el holding que es propietario del diario madrileño – y de la politica para subsistir. La publicación norteamericana The Atlantic ya había lanzado una nota de corte similar. El diario madrileño respondió con un artículo que cuestiona al norteamericano con argumentos similares.  El País venía actuando en diversos emprendimientos junto a The New York Times, con lo cual esta nota fue considerada una traición. Versiones hablan de un conflicto entre Carlos Slim, el magnate mexicano que tiene participación en el diario neoyorquino y el diario español. El diario creado por Jesús de Polanco consiguió el respaldo de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), entidad que consideró falaces los términos del artículo. Es de esperarse nuevas controversias a corto plazo entre los dos diarios de gran impacto en sus públicos.

The New York Times El Pais

Como en la guerra, el conflicto entre ambos diarios se sabe como comenzó, pero no como terminará

Para el New York Times, la edición de las noticias deberá tomar en cuenta supuestos de la física

El New York Times Research & Development Lab está trabajando en uan reconfiguración significativa de la tarea cotidiana periodística. En vez de insistir con un modelo de producción de noticias basado en una redacción de corte “industrial” donde lo que prima es en el fondo un trabajo de tipo manual, la propuesta del área de desarrollo del diario neoyorquino apunta a una concepción proveniente de la física. Según el proyecto que están trabajando, ya no debiera existir un archivo de corte tradicional sino bits, datos, información precisa que se organiza por tags que el NYT Lab denomina “partículas”. Esto hace que el material que usa un periodista debería interconectarse a partir de redes de cruce e intercambio de información con criterios propios de la física de partículas y no como lo hace actualmente con un criterio de línea de producción industrial. Esto implica un cambio significativo de cómo pensar los procesos que hacen a la noticia, la noticia misma, y las prácticas periodísticas.

Acelerador de partículas

Un acelerador de partículas tendría más cosas en común con los medios que los que tiene actualmente